Padres aún se rehúsan a enviar a sus hijos a la presencialidad flexible en Montería

Para el caso de la I.E Santa María Goretti, solo el 25% de los padres estuvieron de acuerdo con la presencialidad flexible.


Montería.  Solo el 25% de los padres de familia de la institución educativa Santa María Goretti estuvieron de acuerdo con enviar a sus hijos a las clases presenciales que en Montería iniciaron desde el 19 de julio y esta tendencia es el común denominador de las I.E de la ciudad.

Para el caso de Santa María Goretti, se habilitó presencialidad flexible desde 4° de primaria hasta 11° de media académica, para un total de 1.516 alumnos que asisten de forma escalonada.

El rector David Arteaga Fuentes puso de manifiesto la necesidad de que los padres de familia ayuden a fortalecer la pedagogía del autocuidado para el éxito del proceso, hayan o no enviado a sus hijos a clases.

Lea también  Montería: fue adjudicada la construcción de la villa olímpica de occidente

“En la institución educativa se hacen cumplir los protocolos, pero de puertas para afuera no sabemos cómo va a ser el comportamiento de los estudiantes y en cualquier momento se pueden romper esos protocolos por eso el padre de familia debe ayudar en el trabajo pedagógico”, dijo el directivo.

Al igual que el resto de colegios en presencialidad flexible, esta institución aplica protocolos de lavado de manos, desinfección de las aulas y los grupos se distribuyeron de a 15 estudiantes como máximo por salón de clases.

“Hemos demarcado todas las zonas por donde los estudiantes circulan, hay elementos de bioseguridad de uso permanente como alcohol y tapabocas, batas antifluido para los docentes y puntos móviles de desinfección”, agregó el rector.

Lea también  Montería proyecta disminuir la tasa de desempleo a un solo dígito para diciembre

A juicio del director de este plantel educativo es muy complejo la apertura de nuevos grupos porque los limita el aforo y los espacios reducidos de la institución no permitirían el retorno del 100% de los estudiantes.

Ante esta realidad han optado por espacios abiertos que garanticen el distanciamiento y la ventilación para minimizar riesgos de contagios.



Join the Conversation

Join the Conversation