Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Monteriano se convierte en primer doctor en comunicación formado en Colombia

El monteriano Miguel Garcés Prettel, se convirtió en el primer colombiano que recibirá el título de doctor en Comunicación sin salir del país.


El monteriano Miguel Garcés Prettel, se convirtió en el primer colombiano que recibirá el título de doctor en Comunicación sin salir del país. El futuro doctor de 42 años, se formó en la Universidad del Norte y obtendrá el grado académico con una calificación Cum Laude (máximo reconocimiento al mérito científico), luego de presentar su tesis doctoral el 26 de julio.

Su tesis de doctorado, “Modelando la autonomía periodística en contextos de violencia directa y estructural: influencias determinantes de la autonomía profesional percibida por los periodistas para producir y publicar noticias en Colombia”, buscó demostrar que este tipo de violencia permea las decisiones en las salas de prensa y la autonomía de los periodistas, incluso cuando estos no son conscientes de ello.

“Cuando esa teoría se pone en contextos como el nuestro, con democracias inseguras, ligada a índices de violencia y desigualdad, la autonomía es sentida de forma muy distinta a como funcionan las democracias estables. Abre una agenda de posibilidades para seguir estudiándola desde otras líneas de acción y sistemas macroestructurales más allá del área local, como por ejemplo, en ciencias políticas o el tipo de región”, argumentó el también docente investigador del programa de Comunicación Social de la Universidad Tecnológica de Bolívar, en Cartagena.

Garcés es licenciado en informática y medios audiovisuales y magíster en Comunicación de Uninorte (2009), y tiene un perfil investigativo en el área de culturas periodísticas. Hizo un importante aporte teórico al estudio tradicional de la autonomía periodística desde la teoría del periodismo, ligada a la influencia de variables políticas, económicas e individuales.

El primer doctor en Comunicación del país nunca ha trabajado en una sala de prensa, no es periodista, pero ha dedicado su vida a estudiar lo que hacen los artífices del periodismo. Mesurado y con un leve barrido de sílabas al hablar, cree fundamentalmente que la profesión “no es una palabra que pueda mirarse de forma singular”.

“El periodismo que conciben los periodistas es diferente al que perciben los gobernantes y los ciudadanos, pero noto algo en común y es que hay una utopía alrededor de él. Pese a que algunos se han rendido al considerar que es un negocio, sigo creyendo que es una apuesta por el servicio público y lo social. Ese es el gran reto de los periodistas, decidir al servicio de quién y de qué van a poner lo que saben”, puntualizó.

Miguel Garcés manifestó tener ahora un compromiso moral, ético y humano con el doctorado. Sigue soñando en que la academia y lo que Dios le ha dado es para “servir” y de ahí no se quiere “mover”. Al servicio de quién y de qué va a poner esta nueva formación, advirtió, también se convirtió en su nuevo reto profesional.



¿Qué opinas de esto?