“Las cámaras de fotomultas no van”: alcalde Hugo Kerguelén

Esta decisión aviva el debate sobre la implementación de las fotomultas en Montería, que ha dividido a la opinión pública.


El alcalde de Montería, Hugo Kerguelén García, reveló que se encuentran adelantando gestiones para desistir de la instalación de las controvertidas cámaras de foto detección de infracciones de tránsito en la ciudad. Esta decisión marca un cambio de rumbo en un proyecto que había generado gran polémica entre la ciudadanía.

Ante la pregunta sobre el avance del proceso de implementación de las fotomultas, previsto para este año, el mandatario fue enfático: «Vamos a hablar eso con el concesionario, la empresa Movai, al fin de llegar a acuerdos, pero las cámaras de fotodetección no van», sentenció.

Lea también  Conoce la ruta exacta de la marcha contra el Gobierno nacional este domingo

Cabe recordar que el concesionario de tránsito Movai contaba con el visto bueno de la Agencia Nacional de Seguridad Vial para la instalación de las primeras 11 cámaras de fotodetección en diversos puntos de alta accidentalidad dentro del perímetro urbano y zonas periurbanas de Montería.

No obstante, la impopularidad del proyecto y las voces de rechazo en la opinión pública llevaron a que su implementación se dilatara en el tiempo. Ahora, con las declaraciones del alcalde Kerguelén, parece que la idea es no llevarlo a cabo.

Lea también  Burger Master llega a Montería con la participación de 10 restaurantes

Aunque el mandatario no entregó mayores detalles, es bien sabido que existía un litigio y una millonaria demanda interpuesta por Movai al municipio por no instalar las cámaras de fotodetección. En junio de 2022, la alcaldía logró un acuerdo para que el concesionario desistiera de esta millonaria demanda.

Según lo establecido en el contrato de concesión, el sistema de fotodetección de infracciones debía estar operativo a finales del 2019. Sin embargo, las constantes críticas y el rechazo ciudadano parecen haber inclinado la balanza hacia su cancelación definitiva.

Esta decisión aviva el debate sobre la implementación de las fotomultas en Montería, que ha dividido a la opinión pública entre quienes las consideran una herramienta necesaria para mejorar la seguridad vial y quienes las ven como una medida impopular y excesiva.

Lea también  El Centro Flow para la felicidad de la Universidad del Sinú estará disponible para la comunidad en general