Hasta neveras y colchones entre los residuos que obstruyen el canal de Ranchos del Inat

Escenas como esta deben llevar a las autoridades y a los mismos ciudadanos a reflexionar sobre la educación ambiental.


Montería. Un amasijo de residuos de icopor, botellas de plástico y toda clase de desperdicios crean un tapón que mantiene obstruido uno de los principales canales colectores del municipio de Montería.

Actuando como si fuese una gran tapa de corcho, esta masa de desechos de plástico se esparce por 1.2 kilómetros de canal, impidiendo que las aguas fluyan hacia los depósitos naturales en los complejos cenagoso del bajo Sinú.

El resultado de la acumulación de basuras que muy seguramente fueron a parar allí por la falta de cultura ciudadana  de algunos habitantes, ha causado el rebosamiento del canal y las consecuentes inundaciones que dejan más de 800 familias damnificadas.

Si nos ponemos a detallar la variedad de objetos, algunos son insólitos, realizando una inspección visual encontramos puertas de neveras, partes de televisores, miles de botellas plásticas, sillas viejas, colchonetas, troncos, cascos de motociclistas, calzado, y hasta balones de fútbol.

Escenas como esta deben llevar a las autoridades y a los mismos ciudadanos a reflexionar sobre la educación ambiental, esa que debe ir más allá de una cátedra y convertirse en un comportamiento incorporado a la vida diaria.



¿Qué opinas de esto?