En manos de la Alcaldía está sellar a Carnecol

Montería. En las últimas horas se conocido que el Juzgado Primero Civil de Montería, revocó la tutela que amparaba los derechos de la carnicería Carnecol, ubicada en la calle 31 con carrera cuarta en pleno centro de la capital de Córdoba. Con ese fallo, la decisión de sellar o no, la carnicería Carnecol, está ahora en manos de la oficina de asuntos jurídicos de la Alcaldía de Montería, presidida por el abogado Carlos Frasser Arrieta. La defensa de Carnecol, liderada...


Montería. En las últimas horas se conocido que el Juzgado Primero Civil de Montería, revocó la tutela que amparaba los derechos de la carnicería Carnecol, ubicada en la calle 31 con carrera cuarta en pleno centro de la capital de Córdoba.

Con ese fallo, la decisión de sellar o no, la carnicería Carnecol, está ahora en manos de la oficina de asuntos jurídicos de la Alcaldía de Montería, presidida por el abogado Carlos Frasser Arrieta.

La defensa de Carnecol, liderada por el Jairo Osorio, cuestionó el fallo del Juzgado Primero Civil, al señalar que está sustentado con una norma que fue derogada.

Lea también  Unicórdoba con el índice de deserción estudiantil más bajo de su historia

“Este fallo se basa en una norma derogada, y es lamentable que en ese proceso trascendental para los derechos de un empresario artículo 85 del CCA norma que ya no existe en el mundo jurídico”, afirmó el abogado.

Si la decisión de la Alcaldía es sellar la carnicería, Carnecol, interpondremos nueva tutela, expresó el profesional del derecho.

“Si el municipio no revoca, sino que confirma, como ya no tenemos más oportunidad, entonces presentamos la misma tutela ya agotando la vía gobernativa y no nos queda otra posibilidad, sino de que se nos conceda un mecanismo transitorio”, expresó el abogado.

Abogado Jairo Osorio

Lea también  Mercados campesinos se deben seguir impulsando en Córdoba: ADR


Join the Conversation

Join the Conversation

1 comment

  1. Edgardo hernandez

    Me parece que están armando una tormenta en un vaso se agua, porque en todos los ejércitos del mundo tienen esos entrenamientos y hasta peores. O que quieren que loa tengan en una oficina. Todo el día y cuando los cojan en guerra no soporten la presión.