Dos jóvenes desaparecieron en aguas del Sinú en zona rural de Montería

Dos jovencitos de 14 y 16 años fueron arrastrados por la corriente del Sinú en el corregimiento Las Palomas de Montería.


Montería. Dos menores de edad han desaparecido en el Río Sinú en el corregimiento de las Palomas, Montería. Se teme que han sido arrastrados por la corriente y que se han ahogado. Uno de ellos es Óscar Romero, de 17 años e hijo de un docente de la zona.

El otro joven tendría 14 años y fue identificado como Álvaro Galarcio. Los dos jóvenes estaban bañándose en el río cuando uno de ellos sufrió un calambre y su amigo trató de socorrerlo, pero también fue arrastrado por la corriente.

En la zona hay conmoción y pesar y se pide ayuda para encontrar a los menores. El suceso ocurrió este lunes festivo siendo aproximadamente las 5:40 de la tarde.

Lea también  Unicórdoba se mantiene entre las mejores del país, según QS World University

Sus familiares están pidiendo apoyo de la Defensa Civil para poder rescatar los cuerpos. Al caer la noche las labores de búsqueda fueron suspendidas para reanudarlas a tempranas horas del martes. Este es un terrible suceso que ha conmocionado a la comunidad y a sus seres queridos.

Este trágico suceso en el Río Sinú es una llamada a la precaución, aunque puedan ser tentadores para bañarse y jugar, los ríos pueden ser peligrosos y tener corrientes fuertes que pueden arrastrar a las personas.

Desde la administración municipal indicaron que los organismos de socorro y el equipo de Gestión del Riesgo continuarán este martes con la búsqueda en el río Sinú de los dos jóvenes reportados como desaparecidos, y quienes fueron vistos por última vez en el corregimiento Las Palomas.

Lea también  La Universidad Pontificia Bolivariana conmemoró el 20.º aniversario de Frecuencia Bolivariana

«Se hace el llamado a la ciudadanía para que no se bañen en las orillas del río teniendo en cuenta las corrientes y el aumento del caudal», precisaron.  Al parecer los jóvenes habían acudido con algunos familiares a un popular paseo de olla y lamentablemente tuvo este desenlace.