Cárcel para mujeres que habrían hurtado más de $21 millones en Montería

Son señaladas de suministrar presuntamente sustancias desconocidas para robar en la ciudad.


Redacción. Como presuntas responsables de hurtarle las pertenencias a un abogado y un contador público, el Juzgado 5 Penal Municipal de Montería impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Sandra Marcela Cuello Colón y Cindy Marcela Meza Pérez, de 33 y de 28 años de edad respectivamente.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía, el 14 de marzo del presente año, las víctimas se encontraban en un local comercial del norte de la capital cordobesa, y habrían invitado a su mesa a las dos mujeres para que departieran con ellos. A la hora del cierre del establecimiento, el abogado habría ofrecido su apartamento para que continuaran la reunión.

Lea también  Este año quedaría licitada placa huella de Maracayo – Betancí

Según manifestaron las víctimas, al llegar a la vivienda tomaron tres cervezas y después de eso habrían perdido el conocimiento hasta el día siguiente. «Se presume que las mujeres les suministraron alguna sustancia que los dejó en estado de inconsciencia», señaló la Fiscalía.

Cuando los dos hombres despertaron, notaron que les hacía falta sus tarjetas bancarias, documentos personales, dinero en efectivo, un computador portátil, joyas y prendas de vestir, todo avaluado en $21.600.015.

Por medio de diferentes labores investigativas desarrolladas por el CTI, se evidenció que, al parecer, las presuntas victimarias abandonaron el edificio de la víctima con un bolso y las pertenencias de los hombres; además, las mujeres habrían realizado compras en varios almacenes con las tarjetas bancarias del contador público.

Lea también  Esta es la programación virtual de la feria de la lectura de Montería

Cuello Colón y Meza Pérez no aceptaron los cargos imputados por un fiscal local de Montería por el delito de hurto calificado y agravado. La defensa de las procesadas apeló la decisión de primera instancia.



Join the Conversation

Join the Conversation