«Botón de pánico» ha sido un éxito para la seguridad de los comerciantes de Montería: Fenalco

El "botón de pánico" es una funcionalidad integrada en la aplicación "123", que ha sido desarrollada para brindar una respuesta rápida y eficiente ante situaciones de emergencia.


La implementación del «botón de pánico», una aplicación que permite a los comerciantes enviar alertas a la central de comunicaciones de la Policía en caso de delitos, ha demostrado ser un éxito en Montería.

Así lo afirmó Luis Martínez García, director ejecutivo de Fenalco-Córdoba, quien destacó los resultados positivos que ha tenido esta herramienta tecnológica en la seguridad del sector comercial de la ciudad.

El «botón de pánico» es una funcionalidad integrada en la aplicación «123», que ha sido desarrollada para brindar una respuesta rápida y eficiente ante situaciones de emergencia o delitos en curso en los establecimientos comerciales.

Lea también  Uso del suelo, clave para reactivar comercialmente el centro de Montería

Cuando un comerciante se encuentra en una situación de riesgo, solo debe presionar el botón de pánico en la aplicación, lo que genera un mensaje de alerta que es recibido de inmediato por la central de comunicaciones de la Policía.

Una de las principales ventajas de esta herramienta es que la alerta enviada por el comerciante incluye la ubicación exacta del establecimiento, gracias a la tecnología de geolocalización GPS.

Esto permite que la Policía pueda dirigirse rápidamente al lugar de los hechos y brindar la asistencia necesaria. Además, la aplicación permite una comunicación directa entre el comerciante y las autoridades, lo que facilita la entrega de información relevante sobre la situación.

Lea también  Inglés y TICs serán promovidos en colegios oficiales de Montería para mejorar competencias

Desde su implementación, el «botón de pánico» ha demostrado su efectividad en diversos casos de delitos contra el comercio en Montería. Según los datos proporcionados por Fenalco-Córdoba, se han logrado respuestas oportunas por parte de la Policía en situaciones de robos, atracos y otros incidentes de seguridad.