Así quedarían las tarifas de transporte público colectivo en Montería

Según la nueva estructura tarifaria que comenzaría a regir próximamente, el pasaje en rutas urbanas de buses tendrá un incremento del 7.1%.


El común acuerdo, las empresas, transporte público colectivo urbano y la Alcaldía de Montería definieron las tarifas del pasaje para el 2024, tras un análisis de la canasta de costos operativos y de la inflación. Así lo pudo conocer extraoficialmente LARAZÓN.CO.

Según la nueva estructura tarifaria que comenzaría a regir próximamente, el pasaje en rutas urbanas de buses tendrá un incremento del 7.1%, pasando $2.600 y $2.800 a $3.000, muy debajo del índice inflacionario. 

En el caso de los microbuses, la tarifa autorizada será de $2.800, equivalente a un alza del 7.7%. Y el mayor aumento se presentará en el pasaje inter-veredal hacia Santa Lucía, que pasará de $3.900 a $4.100, un 5.1% más.

Lea también  Policía Metropolitana de Montería busca aumentar su flota vehicular a 40 unidades

Otras rutas inter-veredales también registran ajustes entre el 5.1% para Caño Viejo ($4.200) y 5.4% al corregimiento El Carrizal ($3.900). Por su parte, trayectos como Los Corales, Leticia, El Sabanal y Kilómetro 30 se ubicarán en $4.300; Kilómetro 15 en $3.200.

Cabe recordar que esta solicitud de incremento en las tarifas del sistema de transporte público colectivo había sido elevada por los gremios a la Alcaldía de Montería, argumentando mayores costos en operación e insumos para las empresas transportadoras.

Tras un análisis de los argumentos expuestos y realizar el estudio técnico de costos correspondiente para determinar el alza porcentaje permitido, la administración municipal habría dado luz verde a un ajuste entre el 5% y el 7% dependiendo la ruta.

Lea también  Morindó Central celebra la apertura de un nuevo centro de salud

Aunque no se ha hecho anuncio oficial sobre estas tarifas actualizadas, se espera que en los próximos días se confirme el nuevo cuadro de tarifas del transporte público urbano y rural en Montería que comenzaría a regir en lo que resta del 2024.

El incremento seguramente será recibido con quejas entre la ciudadanía que denuncian fallas del servicio, entre ellas poca oferta de buses, demoras en las frecuencias y  obsolescencia del parque automotor.