Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En Córdoba, han desaparecido más de 50 mil hectáreas de humedales en los últimos 20 años

Montería.  El biólogo Rafael Espinoza, asesor de la Dirección de la Corporación Ambiental de Los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, reveló que más de 50 mil hectáreas de humedales han sido desecadas en Córdoba durante las últimas dos décadas. En diálogo con el...


Montería.  El biólogo Rafael Espinoza, asesor de la Dirección de la Corporación Ambiental de Los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, reveló que más de 50 mil hectáreas de humedales han sido desecadas en Córdoba durante las últimas dos décadas.

En diálogo con el programa radial Café con Óscar Sánchez Oviedo, el funcionario sostuvo que la mayoría de los humedales perdidos han sido desecados para ampliar la frontera agrícola y ganadería extensiva.

Las zonas de Córdoba más afectadas por el fenómeno de la pérdida de humedales  son el complejo cenagoso del bajo Sinú en jurisdicción de los municipios de  Lorica, Momil, Purísima, Cotorra, Chima  y la margen izquierda de Montería, donde los humedales han sido afectados en su función ecológica.

En estos momentos el Complejo Cenagoso del Bajo, Sinú, las ciénagas de Martinica, Ayapel y Corralito, son los humedales de Córdoba amenazados por la directa intervención del hombre, según datos de la CVS.

La sedimentación, deforestación de los bosques de galería, introducción de especies foráneas y la pesca indiscriminada, son algunos de los problemas que hoy padecen los complejos cenagosos de Córdoba, explicó Espinoza.

Para el profesional de la CVS, el no cuidar los humedales trae consigo problemas para el amortiguamiento de crecientes, control de inundaciones e incertidumbre en la seguridad alimentaria de las familias que habitan en dichas zonas.

Entre tanto, el geólogo Ricardo Lozano Picón, exdirector del Ideam, expresó que las autoridades y comunidades no pueden seguir siendo indiferentes antes el daño ambiental que se produce a las fuentes agua, hecho agravado por el fenómeno del cambio climático.

Actualmente el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), adelanta el estudio de  204 mil hectáreas de humedales cordobeses, para conocer su estado y prevenir a futuro los estragos relacionados con las inundaciones y la sequía en el departamento.

► Aparte de la entrevista al biólogo Rafael Espinoza en el programa Café con Óscar Sánchez Ovideo.



¿Qué opinas de esto?