Viernes mortal: cuatro hechos de sangre alteraron la tranquilidad de Montería

La Policía Metropolitana desplegó un grupo de uniformados para dar con el paradero de los responsables e investigar los sucesos.


Redacción. Este viernes 15 de julio se presentaron cuatro hechos de sangre en la ciudad de Montería, lo cual se traduce en una racha criminal que afectó la tranquilidad de la capital cordobesa a lo largo del día de ayer.

El primer asesinato ocurrió en el corregimiento de Las Palomas, cuando hombres que se movilizan en motocicleta dispararon al policía, Kevin Daniel Mejía Arrieta, patrullero monteriano que se encontraba cortándose el pelo en una barbería del sector.

Versiones extraoficiales afirman que los desconocidos serían integrantes del Clan del Golfo.

Después, en horas de la tarde, un vigilante del Megacolegio Los Colores, al sur de la capital de Córdoba, fue atacado por desconocidos que le dispararon en tres ocasiones y posteriormente emprendieron la huida.

La víctima es Jorge Luis Salas Ballesteros, quién fue inmediatamente trasladado al centro médico más cercano donde actualmente su pronóstico sería reservado.

La ola criminal continuó con otro hecho de sangre en el sector de ‘El Cerro’, al sur de Montería donde sicarios que también se desplazaban en moto, balearon a John Jairo Ozuna Anaya, quién pereció pese a la intervención quirúrgica en un hospital aledaño.

Finalmente, en el corregimiento Los Garzones también mataron a tiros a una persona identificada como Antonio María Triana Miranda.

A partir de todos estos asesinatos, la Policía Metropolitana desplegó un grupo de uniformados para dar con el paradero de los responsables e investigar los sucesos.



Join the Conversation

Join the Conversation