Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Se dedicaban a hurtar ropa en almacenes de Montería, Policía los capturó

Montería. Un hombre y una mujer fueron capturados luego que hurtaran varias prendas de vestir en diferentes almacenes del Centro de Montería. Los capturados fueron identificados como Isaac Horta Salazar, natural de Barranquilla y alias ‘Madelys’, de Valledupar. Las denuncias de los comerciantes victimas del...


Montería. Un hombre y una mujer fueron capturados luego que hurtaran varias prendas de vestir en diferentes almacenes del Centro de Montería. Los capturados fueron identificados como Isaac Horta Salazar, natural de Barranquilla y alias ‘Madelys’, de Valledupar.

Las denuncias de los comerciantes victimas del actuar delincuencial de estas dos personas, fueron claves para que la Policía Metropolitana lograra ubicarlos y capturarlos en el preciso instante en que llevaban en su poder ropa avaluada en más de 1 millón de pesos.

Entre la mercancía que había sido hurtada en tres almacenes del centro de la ciudad, se encontraban camisetas, faldas, blusas, jeans y medias.

Una vez se logra la captura de estas personas, los comerciantes afectados reconocieron las prendas de vestir que habían sido hurtadas de sus almacenes y procedieron a denunciarlos ante la Fiscalía, para su respectiva judicialización por el presunto delito de hurto calificado.

De acuerdo a informaciones, los capturados son reconocidos por dedicarse a esta modalidad delictiva y serían integrantes de una banda delincuencial dedicada al hurto de ropa en establecimientos comerciales.

Además, se conoció que estas personas son procedentes de Barranquilla y Valledupar, y se hospedan en Montería en hoteles de bajo perfil con el fin de reunir allí la mercancía hurtada para posteriormente llevarla por mayor y así comercializarla en otras ciudades.

La modalidad que utilizaban los capturados, consistía en aprovechar que los locales se encontraban llenos, mirar la mercancía sigilosamente y de forma discreta echar varias prendas de vestir a una bolsa para luego emprender la huida y así lograr su cometido.