Policía presume que asesinato de comerciante en el Mercadito del Sur, se debe a retaliación por deudas

Montería. Esa es la hipótesis que más fuerza toma entre las autoridades que tratan de establecer los móviles del asesinato del comerciante de Legumbres, Eliecer Villalba Gómez de 39 años de edad, ultimado a bala el pasado lunes en el mercadito del Sur. Sobre ese nuevo ataque de sicarios, se pudo conocer que los asesinos esperaron a su víctima en el sitio en mención, ya que esta tenía como costumbre frecuentar el mercado en horas de la mañana para surtir su negocio de legumbres que tenía en el barrio Cantaclaro. Según el comandante de la Policía Metropolitana de Montería, Coronel
9 años atrás
En Córdoba fueron asesinadas tres personas durante el puente festivo
Archivo.

Montería. Esa es la hipótesis que más fuerza toma entre las autoridades que tratan de establecer los móviles del asesinato del comerciante de Legumbres, Eliecer Villalba Gómez de 39 años de edad, ultimado a bala el pasado lunes en el mercadito del Sur.

Sobre ese nuevo ataque de sicarios, se pudo conocer que los asesinos esperaron a su víctima en el sitio en mención, ya que esta tenía como costumbre frecuentar el mercado en horas de la mañana para surtir su negocio de legumbres que tenía en el barrio Cantaclaro.

Según el comandante de la Policía Metropolitana de Montería, Coronel Jesús Díaz Seczon, los investigadores presumen el crimen de Villaba Gómez fue motivado por un dinero que le debían.

Puedes leer:  Hallan el cadáver de un hombre en el río Sinú

“De acuerdo a información suministrada por la familia, al parecer a él le debían un dinero que lógicamente no había sido pagado por la persona que se lo prestó y esta habría contratado a un sicario para causarle la muerte, estamos en investigación, esto es una hipótesis que estamos manejando”, indicó el oficial.

En ese mismo hecho resultó herido con un disparo en la pierna izquierda, el señor Miguel Macea Pastrana, dueño del local comercial que surtía de verduras al negocio de la persona asesinada.

Sobre el comerciante se supo que era casado, residía en el barrio Villa Sorrento, y deja huérfanos a dos hijos.