En Villa paz matan a joven de 19 años

Un joven de 19 años que según algunos conocidos había desertado recientemente del Ejército fue asesinado el sábado en las horas de la tarde en el barrio Villa Paz, sur de Montería. Familiares que reclamaron el cadáver ayer en el Medicina Legal contaron que el sábado después del fuerte aguacero que cayó en la ciudad el joven estaba en uno de los callejones del mencionado barrio cuando fue atacado por dos desconocidos. El hecho se registró hacia las 5:0 de...


Un joven de 19 años que según algunos conocidos había desertado recientemente del Ejército fue asesinado el sábado en las horas de la tarde en el barrio Villa Paz, sur de Montería.

Familiares que reclamaron el cadáver ayer en el Medicina Legal contaron que el sábado después del fuerte aguacero que cayó en la ciudad el joven estaba en uno de los callejones del mencionado barrio cuando fue atacado por dos desconocidos.

El hecho se registró hacia las 5:0 de la tarde cuando la víctima caminaba por la calle y se le acercaron dos hombres en moto y le dispararon en ocho ocasiones impactándolo igual numero de veces.

Luego salieron huyendo del lugar, mientras los vecinos acudieron a auxiliar al joven que pedía que no lo dejaran morir. Varios hombres lo subieron en una moto y lo llevaron hasta el hospital San Jerónimo de Montería donde murió minutos después, mientras era atendido por los médicos.

La Sijín hizo la inspección del cadáver y lo llevó a Medicina Legal como Cuerpo Sin Identifica (CSI), pero a las 8:00 de la noche llegaron familiares y señalaron que la víctima era Jaime Luis Hernández Nisperusa, de 19 años.

También manifestaron que no conocían las razones del asesinato, puesto que no tienen mayores detalles de las actividades del joven.

La Policía Metropolitana informó que se investigan los hechos a través de entrevistas con los familiares, para tratar de conocer las razones del homicidio. En el lugar de los hechos la gente es poco lo que sabe puesto que el parecer la mayoría de las personas por razones de la lluvia estaban dentro de sus casas.