Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Desarticulan banda de extorsionistas, cuyas víctimas eran comerciantes en Montería

Cuatro personas fueron capturadas por unidades del Gaula de la Policía Metropolitana de Montería, sindicadas de pertenecer a una banda de extorsionistas que delinquía desde las cárceles y cuyas principales víctimas, eran comerciantes y ganaderos de la capital cordobesa. Coronel Carlos Rojas Pabón, comandante de...


Cuatro personas fueron capturadas por unidades del Gaula de la Policía Metropolitana de Montería, sindicadas de pertenecer a una banda de extorsionistas que delinquía desde las cárceles y cuyas principales víctimas, eran comerciantes y ganaderos de la capital cordobesa.

Coronel Carlos Rojas Pabón, comandante de la Policía Metropolitana de Montería.
Coronel Carlos Rojas Pabón, comandante de la Policía Metropolitana de Montería.

Los operativos se realizaron en diferentes ciudades del país, en total fueron dos mujeres y dos hombres capturados; en el barrio La Esmeralda de Magangué, Bolívar, fue capturada Sandra Patricia Castro Acosta; mientras que, en Medellín, de manera simultánea, capturaron a alias ‘Yuliana’. Así mismo, en otros operativos, en Bojacá, Cundinamarca fue capturado Yulián David Ávila Cubides, y en el barrio Aranjuez de Medellín, Cristian López Quinceno.

Según reveló el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Carlos Humberto Rojas, los capturados son solicitados por el Juzgado Segundo Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de la ciudad de Montería por el delito de extorsión.

Estos sujetos serían responsables del cobro de dineros mediante giros postales, producto de las extorsiones, y de acuerdo a informaciones las víctimas eran intimidadas mediante llamadas telefónicas realizadas desde las cárceles de Picaleña, en Ibagué y la Esperanza en Guaduas, Cundinamarca.

Informaciones indican, que las exigencias de dinero oscilaban entre 1 a 5 millones de pesos, y la modalidad delictiva consistía en que los internos se hacían pasar mediante llamada telefónica como líderes o cabecillas de algún grupo al margen de la ley, para someter a sus víctimas mediante amenazas de muerte, exigiendo dinero en efectivo.

Las autoridades alertaron que dicha organización delinque en  varios departamentos del país, entre ellos Antioquia, Tolima, Cundinamarca y Boyacá.



¿Qué opinas de esto?