Capturado máximo adoctrinador ideológico del Clan del Golfo en el sur de Córdoba

Su larga trayectoria criminal y capacidad de persuasión le permitían adoctrinar comunidades e influir en masas populares.


Tras dos meses de trabajo de inteligencia, el Ejército Nacional y el CTI capturaron en zona rural de Valencia, Córdoba, a uno de los cabecillas seudopolíticos de la estructura criminal Clan del Golfo en el sur del departamento.

Se trata de alias «El Viejo» o «El Mono», con más de 20 años en labores delictivas para dicho grupo armado ilegal donde fungía como reclutador de menores y coordinador de actividades de narcotráfico, extorsión, ataques contra civiles y fuerza pública, y adquisición de material bélico en la región.

Su larga trayectoria criminal y capacidad de persuasión le permitían adoctrinar comunidades e influir en masas populares para respaldar y facilitar el accionar del grupo armado organizado en Córdoba y Antioquia.

Lea también  Ofrecen millonaria recompensa por esclarecer asesinato de un rector en Bolívar

En el momento de su captura se le decomisaron pendones alusivos al Clan del Golfo, información sobre el grupo en USB y cuadernos, un radio de comunicaciones y un celular que utilizaba probablemente para sus actividades delictivas.

Alias «El Viejo», quien ya había estado privado de libertad cinco años, es señalado ahora de promover manifestaciones violentas contra operativos militares, planificar ataques terroristas, comandar acciones de narcotráfico y extorsión, así como gestionar la compra de material de guerra para dotar a integrantes de la banda.

Su influencia para direccionar comunidades y la persuasión sobre población joven eran claves en el accionar de esta estructura en una de las zonas más complejas de Córdoba en materia de orden público.

Lea también  Ofrecen millonaria recompensa por esclarecer asesinato de un rector en Bolívar

Las autoridades esperan que la captura de este peligroso individuo sea un duro golpe a la capacidad de control territorial y social del grupo armado ilegal. Se espera judicialización y proceso penal en su contra.