“Estar lejos de tu país no es fácil”: la experiencia de una monteriana confinada en Brasil

Silvia Bedoya Pastrana, comunicadora social de la UPB, le relató a LARAZÓN.CO los momentos que le ha tocado vivir por cuenta de la pandemia COVID-19.


Redacción. Silvia Bedoya Pastrana es una comunicadora social – periodista, egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana, seccional Montería, quien desde hace dos años vive en Brasilia, capital de Brasil, junto a personas que dice querer inmensamente, su familia.

Bedoya le relató a LARAZÓN.CO los momentos que le ha tocado vivir por cuenta de la pandemia COVID-19, pero a la vez desde su experiencia le envía un mensaje a los monterianos que se encuentran en la misma situación de cuarentena.

“El panorama ha cambiado desde que el COVID-19 llegó a finales de febrero. Gracias a Dios estamos bien, pero en muy poco tiempo esta situación, que pensamos que solo iba a acontecer en Europa y Asia, nos ha generado temor e incertidumbre puesto que la rapidez con la que se propaga el virus es increíble y las cifras de contagio crecen aceleradamente”, aseguró.

De acuerdo con la periodista, las calles de Brasilia están desoladas, casi nadie sale de sus casas, excepto para comprar alimentos o salir a trabajar. La palabra de moda en los restaurantes que se niegan a cerrar sus puertas, en tiendas y otros negocios es “delivery”, una estrategia para mantener ventas por medio de las redes sociales y así́ evitar contacto personal.

La cuarentena en la capital de Brasil comenzó́ hace casi tres semanas cuando el gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, decidió́ a través de un decreto, suspender toda clase de actividades académicas de las escuelas públicas y privadas y todos los eventos y espectáculos masivos. Días después el mandatario ordenó la suspensión del servicio de bares, restaurantes e iglesias, así́ como de tiendas ubicadas en los comercios locales allí́ comenzamos a notar que la cosa iba en serio y que las medidas drásticas reflejaban la magnitud de lo que apenas comenzaba. Gobernadores de otros estados siguieron el ejemplo y adoptaron las medidas de cuidado y prevención impartidas por la OMS”, explicó.

Silvia Bedoya señala que la tensa calma continúa, primero, porque los casos de contagio siguen aumentando y segundo porque el presidente, Jair Bolsonaro, ha “menospreciado” la pandemia a tal punto de compararla con una ‘gripita’ y motivar a los brasileños a dejar el confinamiento y salir a las calles a trabajar para estabilizar la economía nacional. Discurso que tuvo irremediablemente que cambiar porque en un solo día murieron 42 personas en la ciudad de Sao Paulo.

“Esta situación ha generado preocupación en la gran mayoría de habitantes, quienes siguiendo las medidas de los gobiernos locales e ignorando las del presidente continúan trabajando desde sus casas tomando los cuidados necesarios y el distanciamiento social. La experiencia entonces es no están fácil porque, así como en Colombia o en cualquier otro lugar del mundo tenemos los mismos sentimientos, el miedo a contagiarse, a tener que ir a un hospital donde hay más riesgos, a salir a la calle, a pensar que el otro puede ser un posible portador del virus”, expresó.

Contó que estar lejos de su país de origen no es fácil, el hecho de adaptarse a una nueva cultura, costumbres y sobre todo un idioma diferente, requiere esfuerzo, paciencia y mucha perseverancia, para algunos es un desafío, para otros una aventura. “Eso no significa nada frente a lo que supone estar en la distancia y con una pandemia que en todo momento toca las puertas de tu casa, pero que depende de ti y de los tuyos dejarla entrar”, dice.

“El mensaje para todos los monterianos es que ahora lo más importante es el cuidado personal y familiar, yo sé que a los costeños nos gusta salir, hablar con el vecino, caminar por la ciudad, hacer diligencias, visitar amigos, pero este no es el momento, por eso repito que la paciencia y la perseverancia son importantes en este tiempo crucial que estamos viviendo. No hay lugar más seguro en el mundo hoy que nuestra propia casa, y con ella, los seres que amas, así́ que aprovéchalos” puntualizó.



¿Qué opinas de esto?