Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

México vence a Corea y acaricia los octavos del Mundial de Rusia

México está practicante instalado en octavos de final. Los goles fueron de Carlos Vela y Chicharito Hernández.


México superó 2-1 a Corea del Sur y extendió su feliz momento en la Copa del Mundo de Fútbol Rusia-2018.

La selección latinoamericana integrante del grupo F y que llegó a las seis unidades, apeló a su sólido orden sobre la cancha, para disponer de las mejores acciones.

Impresionante trabajo defensivo de los atacantes mexicanos, apoyados por sus mediocampistas rindió dividendos durante los primeros minutos, aunque no se tradujo en ocasiones concretas.

Ello lo aprovechó la formación asiática para en el 22 asustar. Doble remate de Son Heung-min se estrelló en Salcedo.

México reconoció su falla y se organizó mejor. Tomó posesión del balón y en el 26 una acción ofensiva en el área coreana terminó en penalti por una mano de Jang Hyun-Soo.

El delantero Carlos Vela tomó el balón y con seguridad y fuerza materializó el gol.

Con la anotación el cuadro mexicano se tranquilizó y comenzó a manejar las acciones con cautela e inteligencia.

Esto se tradujo en varias ocasiones donde la falta de acierto frente al arco y las buenas intervenciones del arquero asiático, evitaron otras dianas.

Cuando el reloj superaba los 40 minutos una llegada de Son asustó a México, pero el portero Ochoa evitó males mayores lanzando el balón al tiro de esquina.

En la segunda parte la selección latinoamericana confirmó que sabe perfectamente a lo que juega. Sin embargo en el 57 un potente pero centrado disparo de Ki Sung-yueng que Ochoa atrapó en dos tiempos, anunció que Corea no estaba muerta.

La acción desató a México que en el 60 estuvo muy cerca de otro gol gracias a Guardado. Su disparo lo detuvo magistralmente el arquero Choo.

El pulso comenzó a vivir sus mejores emociones a partir del 62. Son chutó con contundencia pero el despeje de Salcedo con la espalda evitó el empate tapando.

Corea se negaba a morir por eso se lanzó al ataque. Su rival lo aprovechó y a los 66 un contragolpe definido a la perfección por Javier Hernández apuntaló más el marcador.

En el 76 el miedo se apoderó de México. Un error increíble de la defensa, estuvo cerca de terminar en gol. La selección asiática se envalentonó y se lanzó totalmente al ataque. Esto derivó en constantes idas y subidas por ambos conjuntos. Al final el marcador sufrió un ligero cambio cuando en el 92 Son batió a Ochoa.



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?