Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Ferrer se queda sin Copa de Maestros

EL PAÍS.ES En el Masters 1.000 de Paris-Bercy, cambio de guardia. David Ferrer perdió 6-3, 6-7 y 4-6 en cuartos de final contra Kei Nishikori, lo que tuvo un triple efecto: a los 32 años, el español se quedó fuera de la Copa de Maestros,...


EL PAÍS.ES

En el Masters 1.000 de Paris-Bercy, cambio de guardia. David Ferrer perdió 6-3, 6-7 y 4-6 en cuartos de final contra Kei Nishikori, lo que tuvo un triple efecto: a los 32 años, el español se quedó fuera de la Copa de Maestros, que reúne a los ocho mejores tenistas del curso en Londres, y abrió la puerta para que el japonés (24 años) y Milos Raonic (23), vencedor por 7-6 y 7-5 de Roger Federer, pisen por primera vez el escenario más prestigioso del tenis. El alicantino pagó su discreto curso en los torneos del Grand Slam con su ausencia en la cita final, que le vio participar en las últimas cuatro ediciones. Nishikori impuso su perseverancia en un partido que el español tuvo en su mano en la segunda manga y en el que los restos mandaron sobre los saques.

Así, y tras la baja voluntaria de Rafael Nadal, que dedicará estos días a tratarse la espalda y operarse de apendicitis, la jornada aclaró definitivamente quién competirá en Londres: Novak Djokovic, Federer, Stan Wawrinka, Andy Murray, Marin Cilic, Tomas Berdych, Nishikori y Raonic.

“Lo he dejado todo en la pista y no ha podido ser”, dijo Ferrer, que acudirá como suplente a Londres. “Kei ha jugado muy bien. En el juego de desempate iba 4-0 [en el segundo set] y él no ha tenido errores forzados, me ha llevado al límite”. “No pasa nada. He acabado el año jugando a un gran nivel y me quedo con las cosas positivas”.
ADVERTISEMENT

Ferrer ganó la primera manga tras entregar el primer break y cedió la segunda pese a tener ventaja en el desempate. Para Nishikori, finalista del Abierto de EEUU, donde se inclinó ante Marin Cilic, llegar a Londres es la confirmación de que su tenis de movimiento y colocación vale para la pelea por los grandes títulos. Para el español, que es de la misma escuela, la derrota, y la ausencia en la cita londinense, es un aviso: tras una temporada que empezó rompiendo con su entrenador de siempre (Javier Piles) y siguió cortando con el que le reemplazó (José Altur), 2015 será un examen de la vigencia de su tenis en los grandes escenarios.