Vitricio, la historia del loro que se ha hecho viral en Córdoba

El animal, que fue incautado por la Policía Ambiental, llevaba 50 años con Minerva Castellanos, una anciana de 102 años.


Redacción. La historia del loro Vitricio, que llevaba 50 años con Minerva Castellanos, una anciana de 102 años de edad, se ha robado la atención de muchos cordobeses.

El animal fue incautado por la Policía Ambiental, quienes denunciaron que era transportado de forma irregular; en un recinto inadecuado, manifestando conductas de estrés y agotamiento.

El loro fue puesto a disposición de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, en donde se le realizó una valoración médico-biológica para determinar su condición.

La corporación aseguró que el individuo adulto ingresó con signos de estrés, plumaje y piel en forma homogénea, opacidad del cristalino en ojo derecho con pérdida total de visión y pérdida parcial de la visión en ojo izquierdo.

Lea también  Gobernación busca reiniciar obras de alcantarillado en Puerto Libertador

De acuerdo con la CVS, posterior al examen clínico, el animal fue ubicado en una zona oscura y tranquila, donde se le administraron líquidos y electrolitos y una dieta de adaptación. Al finalizar su etapa de cuarentena será dispuesto en un recinto de manejo, donde convivirá con otros individuos de su especie, hasta que finalice su proceso de rehabilitación y de ser posible reintroducirla al medio natural.

Del otro lado, se encuentra Minerva Castellanos, quien desde su sillón llama al animal para ofrecerle comida sin obtener respuesta alguna.

Con este caso se abrió un debate sobre la aplicación de la ley, las autoridades ambientales aducen que las vocalizaciones o imitación de actitudes humanas por parte de este tipo de aves, como los loros, son casos considerados como maltrato animal, tipificados en la ley penal.

Lea también  Córdoba reportó 35 nuevos contagios de COVID-19 y un fallecimiento

Otros por su parte, piden que Vitricio sea devuelto al hogar de Minerva Castellanos.



Join the Conversation

Join the Conversation