Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Vale la pena, ¡Arriésgate!

Tres puntos claves en los que hoy debemos meditar 1. Te vas y sigues hacia adelante confiando 2. Te quedas y sigues en lo mismo pensándolo 3. Te devuelves y jamás avanzas hacia tus metas, con miedo Es importante tener claro, cada mañana, al abrir...


Tres puntos claves en los que hoy debemos meditar
1. Te vas y sigues hacia adelante confiando
2. Te quedas y sigues en lo mismo pensándolo
3. Te devuelves y jamás avanzas hacia tus metas, con miedo

Es importante tener claro, cada mañana, al abrir nuestros ojos que es una nueva oportunidad y de nosotras mismas depende que pasará, que actitud vamos a tomar.
Todas quisiéramos conocer nuestro futuro para evitar riesgos y desilusiones… 

Así como queremos saber cuál calle está despejada para evitar los trancones cuando andamos de afán, queremos saber en qué va a ser provechoso la inversión de nuestro dinero para no perderlo, quién nos va a traicionar para no brindarle nuestra confianza, si no vamos a ejercer nuestra profesión para cambiar de carrera, qué tiempo durará una amistad para no acostumbrarme a ella, quién rechazará mis proyectos para no mostrárselo, en fin… conocer hasta los gustos del prójimo para saber cómo agradarle.
¿Te imaginas que todo fuera así?
Seríamos como marionetas del futuro, no tendría sentido intentar, pues ya sabríamos todo lo que acontecerá y la vida misma se encargaría de tomar decisiones por nosotras. Dejaríamos a medias nuestros planes influenciados por el temor del fracaso; pues fíjese como acontecen procesos en medio del camino que tomamos con el propósito de hacer algo, y decimos: “si hubiera sabido que iba a ser tan difícil, no lo hubiera hecho” y ¡es real! Si supieras todo lo que vas a atravesar te quedarás estancada sin hacer nada porque creerás que nada funcionará.

Pero nos han dejado algo que va más allá de todas las adversidades, y nos impulsa hasta en lugares pequeños a dar pasos gigantescos… es la FE, pero, ¿ fe en qué? ¿En ti? ¿En tu futuro? ¿En lo que deseas? NOO!! Fe en Dios, esto es posible creyendo que en Él ganamos aunque perdamos y que cuando vamos de su mano podemos pasar un camino rocoso, pero nuestro fin será eterno y glorioso.

No seas manipulada por el proceso… deja tus decisiones en manos de Dios y verás cómo sin importar quién no esté o lo que pierdas, continuarás sin temor al mañana porque sabrás que Dios tiene algo mejor de lo que ayer fue.
Puede que sientas dolor, tristeza, persecución, apuros pero vale la pena depositar la confianza en quien ya tenía la solución antes de que tuvieras el problema.
Algo si está claro y es que vale la pena arriesgarse al fin y al cabo estoy convencida que si voy con Él, todo está bajo control.
Conozco uno que se lanzó al mar y caminó sobre las aguas y solo cuando desvió su mirada de su meta, pudo haberse hundido. Pero se arriesgó, no pensó en que podría pasar… Solo tuvo confianza en una voz, la misma que leyendo este mensaje te dice: ¡ARRIÉSGATE! Yo voy contigo.

Si de aquí en adelante todo en tu vida sigue igual es porque te devolviste o simplemente te quedaste esperando que algo pasara, no hiciste el intento de ir por miedo a fracasar.

Nuevamente te digo
¡ARRIÉSGATE!



¿Qué opinas de esto?