Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

“Un nudo en la garganta”

Esta sensación es muy conocida y es normal cuando estamos a punto de reventar lo que hemos ido acumulando durante mucho tiempo en nuestro ser interior. ¿Has sentido ese famoso ” nudo en la garganta “? Esa aflicción en tu alma sin respuesta, el silencio...


Esta sensación es muy conocida y es normal cuando estamos a punto de reventar lo que hemos ido acumulando durante mucho tiempo en nuestro ser interior.

¿Has sentido ese famoso ” nudo en la garganta “?

Esa aflicción en tu alma sin respuesta, el silencio que arropa mil palabras por gritar,  la demostración de una sonrisa cuando están a punto de salir las lágrimas, sentir los minutos como horas, la lucha por desahogar los sentimientos y el desespero de salir corriendo donde nadie te alcance …

¿Te has sentido así? Si tu respuesta es sí, lo más seguro es que has tenido contacto con tus emociones y por ningún motivo debes sentirte mal…

Llorar te ayuda a desahogarte, trae alivio a tu alma y puedes sentirte tranquila.

Una vez leí esta frase: “Las lágrimas son agua para limpiar el alma” y vino a mi corazón un descanso, porque en muchas ocasiones pensé que llorar era sinónimo de debilidad y luego entendí que me quitaba un fuerte peso de encima cuando lo hacía.

Escuchas decir a muchas personas : “Llorar no sirve de nada”, pero cuando lloras estas sacando lo que no puedes ver ni comprender y que tal vez te resistes a creer, mientras eso sucede encuentras las respuestas a todas tus preguntas y tu alma comienza a ser libre.

Hay quienes les cuesta mucho llorar…

Y por lo general, a estas personas les cuesta hacer contacto con lo que sienten,  disfrazan o niegan sus emociones, el cuerpo se vuelve un lugar donde habita mucha tensión, estrés y presión, la cual  influirá en su carácter y podrán enojarse con facilidad y llegará un momento en donde ya no puedan más y estallarán ya sea con ira o con llanto.

Al fin y al cabo sentirán un nudo en la garganta…

El salmista David muy seguramente lo sintió cuando dijo: ¿POR QUÉ TE ABATES OH ALMA MÍA Y TE TURBAS DENTRO DE MI?  Pero él mismo respondió: “ESPERA EN DIOS PORQUE AÚN HE DE ALABARLE”: (Salmo 42:5)

Te aconsejo

-Confiar, descansar, reposar en la palabra y esperar en Dios

-Deja que salga todo lo que te carga, todo aquello que produce dolor, enojo, ira, tristeza, decepción, angustia… Si lo haces te aseguro que vas a experimentar una paz que sobrepasa todo, vas a poder reposar

-Es muy saludable para tu cuerpo y espíritu que te des cada día un momento para ti, donde puedas estar a solas y repasar un poco como te fue en el día y como te sentiste.

-No guardes nada en tu corazón, se puede convertir en el más grande obstáculo de tu vida. ¡TU PUEDES! ¡Deja que ese NUDO EN LA GARGANTA se suelte Ya!



¿Qué opinas de esto?