Ultimátum y advertencia al contratista del acueducto San Jorge para reformular el proyecto

De no cumplirse el nuevo plazo, el gobernador advirtió que se tomarán medidas contundentes, para garantizar la culminación de la obra.


El gobernador de Córdoba, Erasmo Zuleta Bechara, advirtió que al contratista a cargo del proyecto del acueducto del San Jorge le quedan solo tres días para presentar la reformulación de dicha obra, que lleva años en ejecución sin terminar.

Así lo reveló el mandatario en entrevista con LARAZÓN.CO, donde advirtió que el plazo máximo que tienen los contratistas para entregar la reformulación del proyecto al Ministerio de Vivienda vence el próximo martes 6 de febrero.

«Le quedan 3 días al contratista del acueducto del San Jorge de entregar la reformulación de este proyecto para entregársela al Ministerio de Vivienda, para que nos diga a ver qué hay que hacer y darle una fecha establecida al departamento, especialmente al San Jorge, para que tengan claridad de cuándo se iniciará la operación de este acueducto», enfatizó Zuleta.

Lea también  Cuatro municipios de Córdoba permanecerán sin energía este lunes  26

El gobernador no ocultó su malestar por los incumplimientos y dilaciones que se han presentado en la construcción de una obra tan estratégica, que busca llevar agua potable a los municipios de la subregión del San Jorge en Córdoba.

«No podemos seguir aceptando excusas y dilaciones. Los habitantes del San Jorge llevan años esperando poder ver culminada esta importante obra, que se ha visto frenada una y otra vez por problemas contractuales», añadió.

De no cumplirse el nuevo plazo, el gobernador advirtió que se tomarán medidas contundentes, pues la sequía que hoy golpea a Córdoba hace aún más urgente contar con soluciones de abastecimiento de agua para consumo humano.

Lea también  Persisten incumplimientos de Ruta al Mar en mantenimiento de la vía a Tierralta: Gobernación

El acueducto del San Jorge se inició en 2010, pero por múltiples falencias técnicas y suspensiones aún está inconcluso, pese a la gran necesidad que tiene esta subregión de contar con fuentes confiables de agua potable.