Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Supersalud revocó autorización de Ambuq, EPS con 22.937 afiliados en Córdoba

La EPS del régimen subsidiado presta sus servicios en los municipios de Buenavista, Canalete, Chimá, Chinú, Los Córdobas, Puerto Escondido y San Pelayo.


Córdoba. La Superintendencia Nacional de Salud anunció la revocatoria parcial de la autorización de funcionamiento a la EPS del régimen subsidiado, Asociación Mutual Barrios Unidos de Quibdó “AMBUQ EPS-S-ESS”, para los departamentos de Valle del Cauca, Magdalena y Córdoba, a partir del próximo 1 de agosto.

La decisión se tomó tras el seguimiento de la Supersalud a la EPS, identificando que Ambuq no ha superado las condiciones que dieron origen a la imposición de la Medida de Vigilancia Especial del 4 de agosto de 2016, al incumplir los indicadores de los componentes financieros, técnico – científicos y jurídicos lo que genera un riesgo en la prestación de los servicios de salud a la población afiliada.

Ambuq EPS tenía una población de 22.937 afiliados en el departamento de Córdoba en los municipios de Buenavista, Canalete, Chimá, Chinú, Los Córdobas, Puerto Escondido y San Pelayo.

“Ambuq EPS en los departamentos de Valle del Cauca, Córdoba y Magdalena no garantiza que la prestación de los servicios de salud de sus usuarios se efectúe bajo los estándares de oportunidad, calidad, eficiencia e integralidad”, expresó el superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal.

La decisión también respondió a las dificultades que atraviesa la EPS en temas como cobertura y atención integral a sus afiliados para especialidades básicas de pediatría, cirugía general, medicina interna, ginecobstetricia y obstetricia hospitalaria.

Los servicios de aseguramiento de esta EPS deberán ser dejados de prestar a partir del 1 de agosto en los 29 municipios de estos tres departamentos donde la Entidad cuenta con cerca de 157 mil afiliados, de ellos 72.658 en Valle del Cauca; 22.937 en Córdoba y 61.138 en Magdalena.

Así las cosas, Ambuq deberá iniciar el proceso de asignación de usuarios a las EPS receptoras autorizadas que operan en la región, sobre las que no hay ninguna Medida de Vigilancia Especial por parte de la Supersalud.

A partir del 1 de agosto, cuando se haya dado el traslado de los afiliados a las otras EPS, Ambuq deberá interrumpir de forma inmediata la prestación de servicios, fecha en la que ya ha debido informar a los usuarios a qué EPS fueron trasladados.

Tanto Ambuq como las EPS que los acojan, deberán garantizar la continuidad de aquellas autorizaciones, cirugías y tratamientos que están aprobados o en curso y la prestación de los servicios sin afectar sus derechos en salud.

Los hallazgos

  • Dentro de los hallazgos que evidenció la Superintendencia y que dieron origen a la medida están:
  • Un aumento del 47% de Peticiones, Quejas y Reclamos – PQR en 2018, comparado con el año 2017 cuando se presentaron 3.936 casos.
  • El principal motivo es la restricción del acceso a los servicios de salud con un 74.41%, por demoras en autorización de servicios y atención para los afiliados.
  • No cumple con la cobertura de red para especialidades básicas de Pediatría, Cirugía General, Medicina interna, Ginecobstetricia y Obstetricia hospitalaria.
  • Deficiencias de cobertura para servicios como la Unidad de Cuidados Intensivos Adultos, Pediátrica y Neonatal, Quimioterapia, Radioterapia y Hematología, Oncología Pediátrica y Diálisis.
  • No cumple con las condiciones de habilitación financiera y de solvencia. (capital mínimo, patrimonio adecuado e inversión de las reservas técnicas).
  • Los indicadores de liquidez de la entidad continúan siendo negativos quedando en evidencia la insuficiencia de recursos para el cumplimiento de sus obligaciones con sus proveedores y prestadores de servicios de salud.


¿Qué opinas de esto?