Replantearse el sistema educativo: el mayor reto impuesto por la pandemia

La pandemia no dejó de ser vista como una oportunidad para replantearse el sistema educativo.


HTML5 logo

Especial. La educación en el departamento de Córdoba se vio en la obligación de adaptar los procesos académicos, con el fin de que a cada estudiante le fuese garantizado su derecho.

Sin embargo, las alternativas que creó el sector educativo, a partir de la adopción de las tecnologías y el manejo de plataformas digitales, terminó por develas las falencias que por años han afectado a la academia, y desnudó las diferencias existentes entre las zonas urbanas y rurales, públicas y privadas.

“La crisis desnudó la fragilidad del orden social institucional, de la educación. Mostró realmente las debilidades en materia de infraestructura física, fragilidades en infraestructura técnica y tecnológica, podríamos decir carencias estructurales. El acceso a la conectividad, el acceso a internet en muchas regiones de Córdoba no existe. Todo eso hace parte de unas realidades estructurales que medio de la crisis se lograron visibilizar”, expresó en su momento el exrector de la Universidad de Córdoba, Jiro Torres Oviedo.

Lea también  Más de 380 mil dosis de vacunas anticovid se han aplicado en Córdoba

El traslado de las aulas de clases, hacia los hogares, se convirtió en un desafío, cuya meta principal era evitar el retiro de los estudiantes y garantizar su permanencia dentro de la academia.

“Había historias muy tristes de niños que perdieron a sus familiares, que a sus familias tocó migrar hacia otras zonas lejanas donde no tenían conectividad, sin embargo, siempre estuvimos atentos para seguirlos recibiendo. Nosotros calculamos entre un 5% y un 8% ese retiro parcial de los estudiantes de las aulas de clases”, dijo el rector de la Institución Educativa Normal Superior de Montería, Jader Torres.

“Yo no lo llamaría deserción total porque ellos siempre estuvieron atentos. Muchos de los padres de familia que retiraron a sus hijos de las aulas de clases, no fue porque dejaran de estudiar si no, porque no tenía los medios para seguir en el proceso pedagógico”, agregó.
Para el caso de la educación superior pública, el año 2020 terminó con una tasa de deserción cercana al 2%. Esto quiere decir que en la Universidad se presentó el retiro de aproximadamente 220 estudiantes.

Lea también  Al menos 26 casos fueron detectados en los dos primeros días de la Feria Córdoba Renace

Sin duda alguna este es un sector que enfrentará retos similares en este 2021, por lo que reclama por la inversión estatal en materia de infraestructura, conectividad y tecnología.

“Hay una preocupación y es que las escuelas no se nos conviertan en un foco de contagio del virus covid-19. Necesitamos que haya condiciones de seguridad, no mínimas, sino amplias y suficientes, para que nuestros niños y sus familias tengan la plena confianza de que puedan entrar a la escuela como un territorio bioseguro. Esperamos entonces, inversión infraestructura, en material de apoyo y en tecnología, inversión también en conectividad”, sostuvo Jader Torres.

Aunque la educación en el departamento de Córdoba, se vio en la tarea de adaptarse a los cambios, la pandemia no dejó de ser vista como una oportunidad para replantearse el sistema educativo, al tiempo en que se buscan alternativas para fortalecer los aspectos que, hasta la fecha, habían sido olvidados.

Lea también  Gremio médico insta a la responsabilidad ciudadana ante aumento de ocupación UCI


Join the Conversation

Join the Conversation