Remoción del cargo de la exgerente del CAMU se ajustó a la ley: Alcaldía de Puerto Escondido

La alcaldesa Heidy Torres respondió a los señalamientos que apuntaban hacia intereses politiqueros en la destitución de la exgerente.


La Alcaldía de Puerto Escondido a través de un comunicado reiteró que la declaratoria de insubsistencia de la exgerente del CAMU Cornelio Valdelamar, Luz Mary Durango Jiménez se ajustó a la ley porque no llenaba los requisitos legales para ocupar dicho cargo.

A través de un comunicado la alcaldesa de Puerto Escondido, Heidy Torres Becerra, explicó que Luz Durango Jiménez fue nombrada como gerente de la ESE el 1° de julio del 2020 y luego de haber solicitado al Departamento Administrativo de la Función Pública un concepto sobre el perfil profesional de la exfuncionaria.

“Se considera que los administradores en salud cumplen con el requisito de formación académica que se exige para desempeñar el cargo de Gerente de ESE o Director de Institución Prestadora de Servicios de Salud por cuanto según el código SNIES 103808 éste hace parte del área de conocimiento de ciencias de la salud”.

Por ese motivo procedieron a nombrarla, no obstante, el nombramiento de la funcionaria fue impugnado por una ciudadana alegando vacíos normativos.

Lea también  Así están los indicadores de COVID-19 en Córdoba

Ante esta situación se procedió a consultar nuevamente al Departamento Administrativo de la Función Pública, que hizo una aclaración fundamental y es que “algunas universidades contemplan la profesión de administrador en salud como parte del núcleo básico de conocimiento de ciencias de la salud, mientras que otras las incluyen en facultades distintas”.

Ante la disyuntiva se procedió entonces a consultar a la Universidad de Córdoba, alma mater de donde se tituló la exfuncionaria y como respuesta emitida por “el jefe del departamento, concluyen que el programa de administración en salud pertenece al área de conocimiento de economía, administración, contaduría y afines”.

Como consecuencia de lo anterior la junta directiva de la ESE Cornelio Valdelamar tuvo que revocar la modificación del manual de funciones que habilitó a Durango Jiménez y procedió a removerla del cargo.

Lea también  Ocupación UCI general en Córdoba se mantiene en 55%

La alcaldesa Torres Becerra, indicó además que la acción de tutela instaurada por Durango Jiménez contra la administración municipal fue declarada improcedente, porque no es el medio válido para revocar decisiones de carácter administrativo.



Join the Conversation

Join the Conversation