A punta de amenazas y panfletos, paralizan el sur de Córdoba

Montería. En municipios como Ayapel, Tierralta, Valencia, y Puerto Libertador, pudo más el terror infundido a través de un panfleto que circuló en redes sociales, que el llamado de la Policía a desestimar la amenaza y abrir negocios y locales comerciales. Según reportes que este medio ha conocido, el sector comercio de Puerto Libertador que se atrevió a abrir, cerró sus puertas hacia las 9:00 de la mañana, ante el rumor de personas en moto que merodeaban por las calles...


HTML5 logo

Montería. En municipios como Ayapel, Tierralta, Valencia, y Puerto Libertador, pudo más el terror infundido a través de un panfleto que circuló en redes sociales, que el llamado de la Policía a desestimar la amenaza y abrir negocios y locales comerciales.

Según reportes que este medio ha conocido, el sector comercio de Puerto Libertador que se atrevió a abrir, cerró sus puertas hacia las 9:00 de la mañana, ante el rumor de personas en moto que merodeaban por las calles obligando a cerrar los negocios.

Pese a que la Policía adelanta patrullajes y vigila casco urbano y rural, la gente está temerosa, las calles de esta municipalidad están desoladas.

De igual forma en San José de Uré paralizaron actividades de comercio, transporte y algunas instituciones educativas no abrieron, por el temor de los docentes a represalias del Clan Úsuga.

Lea también  Así está la ocupación UCI en los principales municipios cordobeses

Desde Buenavista, municipio del San Jorge, reportan suspensión de actividades en el comercio. Los bancos abrieron con vigilancia policial y en la zona rural algunos colegios suspendieron clases.

Por otra parte en desde Ayapel nos informan que comerciantes por miedo a represalias, se vieron obligados a cerrar sus negocios hacia las 10:00 de la mañana. En Lorica algunos comerciantes cedieron y no abrieron los establecimientos.

Entre tanto en Planeta Rica, Pueblo Nuevo y La Apartada hay fuerte presencia policial y la jornada transcurre de forma normal.



Join the Conversation

Join the Conversation