www.radio.larazon.co

Proyectos ambientales para el Alto San Jorge de la mano de colegios y Cerro Matoso

Los cinco proyectos están enfocados en la recuperación de las fuentes hídricas: de las cuencas de los ríos San Jorge, San José y San Pedro y participan cinco colegios, 23 docentes y 150 estudiantes del Alto San Jorge.


Montelíbano. Cinco instituciones educativas, 23 docentes y 150 estudiantes del Alto San Jorge se unieron con la empresa minera Cerro Matoso para construir cinco Proyectos Ambientales Escolares (PRAE) que beneficien a las comunidades del área de influencia y a toda la subregión.

El proyecto tuvo sus inicios en el SENA con el programa de formación para líderes ambientales, quienes obtuvieron el título como Técnicos en Manejo Ambiental, para luego ampliarse a un proceso de asesoría técnica y de acompañamiento social para formular los proyectos ambiental escolares-PRAE.

Los cinco proyectos están enfocados en la recuperación de las fuentes hídricas: de las cuencas de los ríos San Jorge, San José y San Pedro.

“Este trabajo donde comunidad, docentes, alumnos y empresa trabajamos de la mano por encontrar una ruta de trabajo que solucione las problemáticas ambientales de las comunidades y sea fácil de implementar, es el resultado de lo que estamos celebrando”, afirmó Ricardo Gaviria, presidente de Cerro Matoso.

  • Protectores de la Fuente Hídrica

Este proyecto tiene lugar en la comunidad de Boca de Uré y Puente Uré y es liderado por la Institución Educativa Sagrado Corazón de Jesús. Desde la institución se dedican al mejoramiento del deterioro de la cuenca de los ríos San José y Uré debido a la pesca indiscriminada, al vertimiento y a la extracción de material de playa.

“Cerro Matoso nos dio asesorías y nos ha apoyado mucho en esto, están completamente comprometidos con el ambiente y la naturaleza, y la institución está siendo beneficiada por este proceso”, aseguró Nasly Ibáñez, docente del IE Sagrado Corazón de Jesús.

  • Trabajando Por Un Entorno Más Sano

Este proyecto, liderado por el Centro Educativo José María Córdoba en la comunidad de Centro América y La Odisea, busca mejorar la calidad del agua para el consumo humano al igual que la abundancia de esta. Argemiro Muñoz, docente de la institución cree que “educando a los estudiantes y a la comunidad se pueden minimizar impactos. Si enseñamos a no talar, a no quemar y a no tirar desperdicios, estamos contribuyendo a que se mejore el medio ambiente”.

  • Restauración Rivereña

La comunidad de Pueblo Flecha y la Institución Educativa San Luis lideran este proyecto que busca aminorar el deterioro progresivo que ha tenido la cuenca del río Uré. Se busca, mitigar el impacto a través de actividades como plantaciones de árboles de especies nativas que puedan detener la erosión del agua.

  • Juventudes de Escuela Salva Flor y Fauna

El PRAE de La Institución Educativa Puerto Colombia en la misma comunidad, se dedica a la preservación y celebración de las fechas nacionales dedicadas al medio ambiente. Edin Caro, rector de la institución asegura que bajo el lema para los estudiantes Aprende Haciendo “hemos logrado trabajo cooperativo con la comunidad estudiantil, facilitando el aprendizaje significativo y hemos traído a la comunidad a la institución”.

  • Restaurando la Cuenca de los Ríos, San Pedro y San Jorge

Juliana Oviedo, docente en el Centro Educativo Simón Bolívar en la comunidad de Torno Rojo, asegura que el PRAE ha sido la mejor manera con la cual “estamos tratando de recuperar estas dos cuencas que se han deteriorado por malas prácticas y falta de educación cultural”. El principal objetivo es concientizar y enseñar a la población tanto educativa como habitantes locales y turistas a no arrojar desechos y no verter en los ríos porque de eso depende el sustento de la comunidad.

Estos proyectos están bajo los lineamientos de la Política Nacional de Educación Ambiental y reafirman el compromiso y deber de Cerro Matoso de contribuir, a través de la inversión social, al Desarrollo Sostenible del territorio.

La educación, pilar para romper brechas sociales

En inversión social orientada a la educación en la región; la compañía cuenta con uno de los mejores programas de becas de educación superior del país, que a la fecha ha beneficiado a más de 110 miembros de las comunidades del área de influencia.

Adicionalmente, gracias a la Alianza por lo Social, la región del San Jorge tiene una sede del SENA en Montelíbano, contribuyendo hasta la fecha con la educación de más de 9.000 aprendices.

También, la Fundación Educativa de Montelíbano ha sido calificada como la mejor institución educativa de Córdoba, aportando así a la formación de las nuevas generaciones del sur de Córdoba.

“Vamos por buen camino y seguimos generando cambios en nuestras comunidades. Ver a un grupo numeroso de docentes y estudiantes empoderados en la transformación de sus comunidades a través de programas ambientales, es ejemplo para el país”, concluyó Ricardo Gaviria.



¿Qué opinas de esto?