Nueva condena contra Alfredo Ceballos por el cartel de la hemofilia

En 2017 contra Ceballos Blanco ya se había proferido condena por hechos relacionados con este desfalco.


Montería. El Juzgado Primero Penal del Circuito de Córdoba profirió una nueva condena a 10 años de prisión contra Alfredo Ceballos Blanco, excoordinador del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) de Córdoba, involucrado en el cartel de la hemofilia.

En esta oportunidad al hallarlo responsable por el pago de $1.525 millones de pesos que realizados por la Gobernación de Córdoba en mayo de 2016 a la Institución Prestadora de Salud (IPS) San José de la Sabana, por el supuesto suministro de medicamentos para el tratamiento de enfermos con hemofilia y Von Willebrand.

En el proceso, Ceballos Blanco fue acusado de los delitos de falsedad ideológica en documento público y peculado por apropiación en favor de terceros, los cuales admitió haber cometido en el marco del denominado ‘cartel de la hemofilia’ en Córdoba.

Lea también  Balance positivo dejó día sin tránsito de vehículos en Lorica

Los supuestos favorecidos con los suministros serían 14 pacientes falsos, a quienes hicieron pasar como pertenecientes a la población pobre no cubierta con subsidios del Departamento, sin que existieran los documentos que justificaran los pagos efectuados.

El entonces coordinador del PAI emitió actos administrativos falsos para justificar el desvío de los dineros públicos, hecho sobre el cual el despacho judicial señaló que “indudablemente se estaba ante un hecho grave y de impacto social”.

El ente investigador evidenció ante el juez que Ceballos, desde su cargo vinculado a la Secretaría de Salud Departamental, permitió que los dineros de la salud favorecieron a particulares.

En 2017 Ceballos Blanco también fue condenado a 8 años de prisión, pero por la actuación irregular cometida con la representación legal de la IPS Unidos por su Bienestar en cuantía por $3.156 millones.

Lea también  Asciende a 217 el número de recuperados de COVID-19 en Córdoba

Estos procesos la Fiscalía decidió abordarlos por el peculado en razón a las IPS involucradas, fraccionó el primer proceso en un grupo de dos IPS y después fue imputando y acusando a las otras Instituciones Prestadoras de Salud que estuvieron involucradas en este desfalco y sus representantes legales.

Al haber dos condenas aplicaría el concepto de acumulación jurídica de penas, que le permite al condenado purgar sus penas en paralelo, al tratarse de hechos con una misma temporalidad.



¿Qué opinas de esto?