Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

No se lo digas a nadie

Si algo caracteriza a la mayoría de las mujeres es el deseo de contarle a alguien como se sienten. ¿Has notado que cuando una persona le dice a otra: No se lo digas a nadie, es cuando más rápido se saben las cosas? Cuando alguien...


Si algo caracteriza a la mayoría de las mujeres es el deseo de contarle a alguien como se sienten.

¿Has notado que cuando una persona le dice a otra: No se lo digas a nadie, es cuando más rápido se saben las cosas?

Cuando alguien se te acerque a contarte algo en confianza, más bien, ¡Escúchala!.

A lo mejor siente la necesidad de sacar algo que la incomoda y que está haciendo daño en su interior.

Ten cuenta esto:

Si te sorprende lo que te está contando, Jamás lo reflejes en tu rostro, puedes con un gesto estar juzgándola y se va a sentir mal.

Trata a esa persona como te gustaría que te trataran a ti cuando estás en una situación igual o parecida.

En los últimos meses, Dios me ha dado la oportunidad de conocer historias de mujeres extraordinarias y cuando las escucho hablar plasmo cada palabra en mi corazón con el fin de dar un buen consejo, al fin y al cabo entendí que cuando algo está saliendo a la luz de la vida de una persona es para ser restauradas, transformadas y jamás juzgadas.

Quiero que entiendas algo: no está mal que busques decirle alguna persona como te sientes, pero no a todo el mundo se le pueden contar las cosas.

Sé que muchas veces esperas luego de haberte desahogado la siguiente respuesta:

Te entiendo ” ; esas dos palabras tienen un efecto relajante y tranquilizador cuando te sientes triste, estás sufriendo, estás enojada.

Pero es justo lo que debemos aprender hoy a controlar esas emociones para no equivocarnos.

¿Quién es la persona correcta para desahogarte?  Yo diría que busques un amigo de mucha confianza, que conozca tus luchas, un líder espiritual, un familiar cercano que pueda escucharte y orar por ti.

Ten en cuenta:

A ellos puedes expresarle tus sentimientos, pero solo Dios va a resolver tu situación.

Te ha pasado que llegas a una peluquería y escuchas como la que está en la silla de al lado le cuenta toda su vida y situaciones a la manicurista?  Y tal vez la que está al otro lado también está escuchando. ¡Si ves!

Ya lo saben muchos, ahora es el tema de conversación y tal vez critiquen, se burlen, se sorprendan y todo porque no escogiste un buen lugar para hacerlo y la persona indicada.

A la peluquería te vas a embellecer no a buscarle solución a tus problemas.

¡Está claro ! si sientes desesperadamente la necesidad de contarle a alguien como te sientes y quieres  hacerlo ya , espera un momento , ten calma, busca más bien ocuparte en algo mientras escoges bien con quien hacerlo .

Yo sé que es necesario sacar el dolor, el enojo porque podrían estar haciendo mucho daño en tu interior pero quiero que lo hagas con la persona que Dios va a usar para darte un buen consejo para que no termines diciendo: shhhhh… No se lo digas a nadie.

Sé que si logras contarle a la persona correcta tu corazón estará en paz y no tendrás temor que todo se sepa.

“La boca de los sabios esparce sabiduría no así el corazón de los necios ” Prov 15:7



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?