Niveles críticos en la Ciénaga de Ayapel alcanzan 5,47 metros, muy por encima de lo normal

Niveles de la ciénaga alcanzan 5,47 metros, casi el doble de lo normal, alertando a las autoridades.
1 mes atrás

Los niveles de agua en la Ciénaga de Ayapel han alcanzado los 5,47 metros, una cifra considerablemente superior a los niveles normales para esta época del año, que según expertos deberían rondar un metro por debajo.

Este aumento se debe principalmente a la entrada masiva de aguas del río Cauca y al inicio de la temporada de lluvias del año 2024.

La Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS), entidad encargada del monitoreo y gestión ambiental de la zona, ha informado sobre la situación.

Albeiro Arrieta, subdirector ambiental de la CVS, explicó: “Estamos percibiendo un incremento considerado, por tanto, las afectaciones de Cara de Gato como por el inicio de la temporada de lluvias del año 2024“.

Puedes leer:  Córdoba mantiene rezago en competitividad pese a mejora en entorno empresarial

Arrieta detalló que estos ecosistemas de humedales interiores de Colombia suelen incrementar su capacidad hídrica debido a los rompimientos y desbordamientos de afluentes. Sin embargo, en este caso, “lo que tenemos es un rompimiento que efectivamente está afectando muchos municipios de la zona de la Mojana, que normalmente no deberían estar en esta temporada del año con procesos de inundación”.

Expertos coinciden en que esta situación puede tener impactos ambientales significativos. “Con el ingreso de las aguas del río Cauca, se remueve toda la masa de materia orgánica concentrada, cambiando la coloración, turbidez y olor del agua”, señaló Arrieta. Además, se han registrado casos de mortalidad de fauna acuática nativa. 

Puedes leer:  Cereté en crisis: Alcalde advierte limitaciones presupuestales para prepararse ante La Niña

La Ciénaga de Ayapel, declarada humedal de importancia internacional por la Convención Ramsar, enfrenta una amenaza ambiental. Arrieta advirtió que “después de la retirada de las aguas, se espera un impacto en la vegetación circundante, con posibles procesos de necrosis y muerte de árboles”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.