Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Minería ilegal y deforestación de cuencas las amenazas ecológicas del San Jorge

Montería. La Subregión del San Jorge Cordobés está siendo golpeada por uno de los delitos que mayor impacto tiene sobre el ambiente: La minería ilegal. Esta actividad ilícita considerada por las autoridades como la principal fuente de financiación de los grupos armados ilegales, se cierne...


Montería. La Subregión del San Jorge Cordobés está siendo golpeada por uno de los delitos que mayor impacto tiene sobre el ambiente: La minería ilegal.

Esta actividad ilícita considerada por las autoridades como la principal fuente de financiación de los grupos armados ilegales, se cierne como una amenaza sobre la cuenca del río San Jorge y los afluentes que de él se nutren.

Uno de los casos más evidentes es el de la ciénaga de Ayapel, donde recientes estudios de la Universidad de Córdoba y de otras instituciones, revelaron que las aguas de este embalse tienen alta concentración de mercurio, elemento dañino utilizado en la extracción de oro.

A la actividad ilícita en el sector minero se suma otro factor de riesgo; El tráfico de madera y la acelerada y sostenida deforestación de la cuenca del San Jorge, el principal afluente que circunda a los municipios de la Subregión.

Sergio Petro, Superintendente de gestión ambiental de Cerro Matoso, la multinacional minera que opera en esta región, aseguró que a parte de estos dos retos ambientales, también se debe prestar atención al suministro de agua, la calidad del aire y la conservación de la biodiversidad de flora y fauna.

Petro, explico que la empresa Cerro Matoso en aras de minimizar su impacto en la zona, trabaja en alianza con la Universidad de Córdoba para realizar investigaciones sobre técnicas de restauración ecológica de áreas intervenidas por la minería.

“El cambio climático es una realidad y la invitación es a que pensemos cómo vamos a hacer para adaptarnos a él’’, sostuvo.

Indicó que los proyectos de intervención ambiental en el San Jorge deben estar orientados en la restauración estratégica de la cuenca y de las zonas afectadas por la minería ilegal.

Señaló que el repoblamiento pesquero del afluente, debe ser una prioridad para garantizar el sustento económico de miles de familias que dependen de esta actividad que ha menguado por la confluencia de tantos factores negativos.

Adicionalmente, propuso que las universidades y la CVS hagan un monitoreo alterno de la calidad del aire de la subregión, para generar confianza y tener un concepto distinto para compararlo con el que realiza Cerro Matoso.

Explicó que tener un monitoreo regional de la calidad del aire, le ayudará al departamento a identificar los nuevos retos ambientales y las oportunidades de gestión integral para la cuenca de los ríos San Jorge y San Pedro.



¿Qué opinas de esto?