Emociones negativas empeoran la salud de pacientes COVID: médico neurocirujano

Según el especialista, estas emociones negativas derivan de los fenómenos de la infodemia y la infoxicación.


Redacción. En el espacio Conéctate con la U, propiciado por la Universidad de Córdoba, el médico neurocirujano cordobés, Remberto Burgos De La Espriella, advirtió que el miedo y las emociones negativas, pueden empeorar la salud de los pacientes diagnosticados con COVID-19.

Según los señalamientos del especialista, las emociones relacionadas con el miedo y la angustia generan en el organismo una liberación de la hormona Cortisol, la cual aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

A esta hormona también se le atribuye la dilatación de la pupila, el aumento de la sudoración, pérdida del control de la respiración, e incluso, un posible adormecimiento de las manos, lo que hace que el paciente se vuelva más vulnerable a presentar un infarto o una trombosis cerebral.

Lea también  En Córdoba se reportan 32 nuevas muertes en pacientes con COVID-19, ya son 932 a la fecha

“La ansiedad desencadena en una enfermedad de terribles consecuencias como la que hemos mencionado. Mis consejos tienen que ver con la absoluta confianza en el médico tratante, no automedicarse, cumplir los protocolos sanitarios en casa, abrir ventanas para ventilar mejor”, recomendó Burgos.

El fenómeno de la angustia y el miedo con respecto a esta enfermedad deriva, según lo explicado por el médico cordobés, de la infodemia que consiste en la desinformación que circula por diversos canales de información.

Del mismo modo, el especialista atribuye como causa principal de las emociones negativas a la infoxicación, definida como el consumo de información de un mismo tema en tiempo récord, lo que imposibilita que pueda ser entendida en su totalidad.

Lea también  Así está la situación de camas UCI en Córdoba, según Secretaría de Salud

“Los casos los conocemos en todos lados, personas que no han leído la información y la reenvían, lo que hacen es convertirse en generadores de emociones negativas. Cuando encontramos mucha información, es obvio que el cerebro no da para tanto y lo que sucede es que generamos algo que se llama negligencia de probabilidad, impulsados por la emoción negativa del contagio y no por el optimismo realista. Hay que darle fidelidad a la fuente, eso es lo recomendable” señaló.

Burgos enfatizó en la preocupante situación del departamento de Córdoba, por lo que hizo un llamado de atención e instó a la ciudadanía a tomar conciencia y seguir todos los protocolos de bioseguridad.

Lea también  Córdoba remitió para procesamiento más de 1.800 pruebas que tenía represadas

Como reflexión, el especialista aseguró que la mejor forma de estimular el sistema inmunológico es llenar la mente de pensamientos optimistas y mantener una alimentación apropiada. Asimismo, sugirió realizar actividad física.



¿Qué opinas de esto?