Mayores incentivos en el festival y alborada sectorizada proponen músicos pelayeros

Cansados de ver como las ayudas se dirigen a otros sectores, los músicos de banda proponen la reactivación de su gremio.


HTML5 logo

Redacción. Los músicos de banda en el departamento de Córdoba están pidiendo ayudas reales que les permitan subsistir tras más de año y medio sin presentaciones en los distintos escenarios.

Cansados de ver como las ayudas se dirigen a otros sectores, en conversación con este medio, los músicos del municipio de San Pelayo, cuna del porro, proponen la reactivación de su gremio.

Las propuestas están dirigidas a la sociedad en general, a los gobiernos y al sector privado. De cara al Festival Nacional del Porro, que se celebrará entre los días 29 de junio y 3 de julio, los músicos piden tener incentivos económicos mayores y, además, como iniciativa propia, realizarán alboradas en los barrios de San Pelayo y Montería para que la gente les otorgue una donación voluntaria.

“Vamos a hacer una alborada en los barrios de San Pelayo con las 6 bandas del gremio y vamos a entregar una carta en cada casa para que la gente nos colabore. Llevaremos buzones para que la persona dé su colaboración y cuando esto termine lo que uno recoge allí se va a dividir en todas las bandas. También haremos eventos en Montería”, expresó Francisco Paternina, director de la Banda San Juan de Pelayo.

Lea también  Clínicas en Córdoba advierten que ritmo acelerado de contagios los lleva al colapso

Los músicos comentaron a LARAZÓN.CO que les ha tocado salir a la calle en busca de otros oficios con el fin de conseguir el sustento diario para su familia.

“Nosotros la mayoría somos campesinos y siempre nos hemos ido adaptando a oficios varios y ahí es que podemos obtener dinero para poder subsistir con nuestra familia”, agregó Elías Aguilar Martínez, director de la Banda San Isidro.

Los directores de banda hicieron un llamado a la ciudadanía en general para que les den una mano luego tantos meses sin poder sonar sus instrumentos en las plazas habituales.



Join the Conversation

Join the Conversation