Más de un millón de cordobeses no cuentan con alcantarillado: Defensoría

Según la entidad, del millón 900 mil habitantes con que cuenta el departamento, el 57% no tiene acceso o cobertura de alcantarillado


Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo reveló que el 57% de la población del departamento de Córdoba, es decir, más de un millón de habitantes, no tiene acceso al servicio de alcantarillado. Esta cifra pone de manifiesto la crítica situación que enfrentan los cordobeses en materia de servicios básicos y saneamiento.

Dentro del estudio que realizó la Defensoría del Pueblo encontramos el análisis conforme a la densidad poblacional del departamento de Córdoba, donde se estima de que efectivamente existe una población de millón 900 mil habitantes. Donde encontramos que el 57% no tiene acceso y no tiene cobertura del servicio de alcantarillado. Estamos hablando de una población superior al millón de habitantes, algo que nos debe llamar especialmente la atención, indicó el Defensor Nacional del Pueblo, Carlos Camargo.

Lea también  Córdoba inicia segunda jornada nacional de vacunación de Las Américas

Además de la baja cobertura, la Defensoría del Pueblo ha intervenido en situaciones relacionadas con el rebosamiento de aguas residuales y procesos erosivos en los ríos Sinú y San Jorge. Estos problemas agravan aún más la ya delicada situación que viven las comunidades de la región.

«Hemos estado haciendo seguimiento y monitoreo a todas las situaciones de derechos humanos, de derechos medioambientales y de afectación a las comunidades. De manera puntual lo hemos hecho en el relleno sanitario Loma Grande en el municipio de Montería y que sirve de sitio o de lugar de disposición final de los residuos para 18 municipios del departamento de Córdoba», afirmó Camargo.

Lea también  Semana de Vacunación de las Américas: Gobernación habilita 238 puntos en todo Córdoba

El Defensor del Pueblo hizo un llamado a las autoridades locales, departamentales y nacionales para que tomen medidas urgentes y concretas que permitan mitigar los impactos negativos del rebosamiento de aguas residuales y garantizar el acceso al servicio de alcantarillado para todos los habitantes de Córdoba.