Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

María Varilla: de la rueda de fandango al teatro

En entrevista Leonardo Gómez Jattin, director de Alé Kumá, la agrupación responsable de musicalizar las obras teatrales, nos cuenta qué hay detrás del telón de la ópera folclórica María Barilla. Leonardo Gómez Jattin, director de María Barilla. Foto: cortesía Luz Hernández: ¿Por qué María Barilla...


En entrevista Leonardo Gómez Jattin, director de Alé Kumá, la agrupación responsable de musicalizar las obras teatrales, nos cuenta qué hay detrás del telón de la ópera folclórica María Barilla.

Leonardo Gómez Jattin, director de María Barilla. Foto: cortesía
Leonardo Gómez Jattin, director de María Barilla. Foto: cortesía

Luz Hernández: ¿Por qué María Barilla y no María Varilla?

Leonardo Gómez Jattin: Mi teoría es sencilla: Barilla es un apellido y María de los Ángeles Tapias, popularmente conocida como María Barilla, toma el apellido de uno de sus amores, Perico Barilla, quien fue hijo adoptivo de Vival Barilla. Así lo referencia el libro Historia Doble de la Costa del sociólogo barranquillero, Orlando Fals Borda.

LH: ¿Por qué la ópera lleva el nombre de María Varilla?

LGJ: La ópera folclórica lleva el nombre de una de las mujeres más representativas de la danza del Caribe porque el nombre de María Barilla representa el nombre de muchas mujeres, específicamente del Sinú. Estas mujeres lucharon y se esforzaron para que sus voces fueran escuchadas. María Barilla es, en el fondo, la figura de una mujer luchadora que reúne muchas voces de inconformidad que se manifestaron a través del arte y la cultura.

Montaje de El Manduco, inspirado en los cantos de labores de las lavanderas. Foto: cortesía
Montaje de El Manduco, inspirado en los cantos de labores de las lavanderas. Foto: cortesía

LH: ¿De dónde surge su interés por la música del Caribe?

LGJ: Realmente mi interés musical por los géneros regionales no solo abarca el Caribe. Siempre me he interesado por la música de todas las regiones, incluso he trabajado en ellas. Quizás, la curiosidad y la inquietud de músico me han llevado a ahondar en otras manifestaciones musicales, no solamente las que corresponden a mi lugar de nacimiento (Bogotá, Col.).

LH: ¿Qué tienen en cuenta para hacer el montaje de la obra?

LGJ: El Sinú. Creo que dentro de los elementos de la cultura que incluimos en este tipo de montajes están indirectamente todas las labores cotidianas de la gente sinuana. El trabajo del campesino, las lavanderas a la orilla del río con poncheras, el oficio de cortar caña, los gritos de monte que son parte de las tareas que hacen muchos campesinos, los cantos de vaquería, que son cantos de labor.

 

523705_10150661959062677_1898623669_n
“Todos los elementos que aparecen en escena deben ser útiles”, LGJ. Foto: cortesía

LH: ¿Por qué lleva a María Varilla al teatro?

LGJ: Porque todo este montaje que acabo de mencionar, representan oficios que en la vida real están acompañados de manifestaciones artísticas que nos ayudan a contar la historia. Por lo general todo está, tradicionalmente, vinculado a la música y a la danza. El teatro nutre y alimenta mucho la obra musical.

Foto: cortesía
María Barilla en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá. Foto: cortesía

LH: ¿Qué inspira a Leonardo Gómez Jattin?

LGJ: Aunque uno se esfuerce porque el ejercicio de la escritura literaria no esté influenciada por lo autobiográfico, indiscutiblemente muchas de las emociones y de las cosas que he vivido las he transcrito. Eso no pasa siempre.

LH: ¿Qué se cuenta en María Barilla?

LGJ: Muchas de las realidades de la historia reciente de Colombia. Algunos de los diálogos de María Barilla son de activistas y líderes campesinas de una época más reciente a la de María Barilla.

Vea en vídeo El Manduco | Alé Kumá y María Barilla

LH: ¿Un ejemplo de los personajes que lo inspiran?

LGJ: Hay un pasaje que yo lo pongo en la voz de Juana Julia Guzmán, y lo tomé de Ana Fabricia Córdoba, una mujer desplazada, quien después de pelear para que le restituyeran sus tierras, fue asesinada en una buseta.

Unos meses después, en una de las presentaciones de la obra María Barilla, la cité. Las personas que se nombran en la obra, son personajes reales e históricos. Hay varios ejemplos: Dámaso Orta, un artesano que construyó una caja fúnebre con  forma de berenjena cuando se enteró de que lo iban a matar. Vicente Adamo, Juana Julia Guzmán y, cómo no, para mí uno de los mejores compositores de Colombia, Pablito Flórez.

LH: ¿Quién fue Pablito Flórez en la vida de Leonardo Gómez Jattin?

LGJ: Un MAESTRO. Para mí, el más grande compositor del Caribe, el poeta del valle del Sinú, mi viejo adorado…

Leonardo Gómez Jattin en compañía de Pablito Flórez. Foto: cortesía
Leonardo Gómez Jattin en compañía de Pablito Flórez.
Foto: cortesía

 LH: ¿Qué diferencia esta versión de María Barilla del resto?

LGJ: Yo creo que cada uno hace su versión de María Barilla y en ella incluye lo que quiere y le parece. Yo idealizó a María Barilla y la muestro como creo que fue, y también como hubiese querido que fuera. (Aunque esté equivocado).

"Mis ojos son dos esclavos que romperían tus cadenas. Y mi alma sería feliz, si me miraras morena", LGJ.
“Mis ojos son dos esclavos que romperían tus cadenas. Y mi alma sería feliz, si me miraras morena”, LGJ.

LH: ¿Tiene pensado traer la ópera María Barilla a Córdoba?

LGJ: Sí, si tuviera que responder esta pregunta varias veces, mi respuesta sería Sí. Presentar esta obra tan sinuana a los cordobeses, para mí, sería un honor. Esperemos que en la medida en que se den los espacios propicios, también surja el apoyo.

LH: Ya María Barilla está en los teatros nacionales, ¿hay proyectos para internacionalizar la obra?

LGJ: Sí. Inicialmente estamos trabajando en proyectos musicales en compañía de algunos músicos africanos con el propósito de ahondar en esas raíces que permanecen latentes en la música del Caribe.

 

 

 

 



¿Qué opinas de esto?