www.radio.larazon.co

Las irregularidades que halló la Supersalud en el San Jerónimo

La Superintendencia Nacional de Salud en el Hospital San Jerónimo de Montería ordenó la intervención forzosa en la administración del centro de salud.


Montería. Varias fueron las irregularidades que halló la Superintendencia Nacional de Salud en el Hospital San Jerónimo de Montería y que derivó en una intervención forzosa en la administración del centro de salud. (Ver: Supersalud ordenó intervención administrativa del Hospital San Jerónimo)

El superintendente Fabio Aristizábal Ángel, explicó que esta medida se toma para reactivar en su totalidad la prestación de los servicios de salud del importante hospital del departamento.

Medicamentos vencidos, inconsistencia en toda la información, diferencias en la información contable, inexistencia de control y seguimiento a las infecciones, falta de cuartos de aislamiento para personas con infecciones, entre otras, fueron algunas de las irregularidades detectadas por parte de la Supersalud.

La medida también implica la remoción del actual gerente encargado, Juan Carlos Cervantes, pasando la administración del San Jerónimo a manos de un agente especial interventor.

Esta intervención forzosa ha sido tomada por el término de seis meses.

“Ordenamos una medida de intervención inmediata para mitigar esta falla. Al cierre de la toma, el equipo que representa la a la Supersalud entregar un informe detallado de todos los hallazgos e irregularidades. Creemos que es la vía correcta y vamos a recuperar al hospital”, explicó Aristizábal.

En recientes visitas a la capital de Córdoba, Aristizábal Ángel ya había anunciado que se tomarían fuertes medidas en el sistema de salud del departamento y también en el Hospital San Jerónimo a fin de iniciar su recuperación.

Hallazgos en el Hospital San Jerónimo:

Prestación de servicios

  • La Superintendencia identificó en los diferentes servicios del centro asistencial, medicamentos y dispositivos médicos vencidos, que ponen en riesgo la vida de los usuarios y conllevan a su vez, a un detrimento patrimonial.
  • Se evidenció que no hay un seguimiento al control de infecciones.
  • El hospital no adelantó actividades de mantenimiento de los equipos biomédicos, generando un riesgo para los pacientes.
  • No existen cuartos de aislamiento para pacientes con infecciones, señalización y restricciones de entrada, tampoco brinda información sobre las medidas de prevención necesarias para evitar eventuales contagios y situaciones de riesgo.

Aspectos financieros

  • La E.S.E presenta déficit presupuestal a septiembre de 2018 de un 36%, aumentando el riesgo financiero.
  • El incremento de los pasivos de la entidad ha crecido en un 19%, a junio de 2018, los pasivos ascienden a la suma de $55.978 millones, en comparación con 2017 que cerró con $47.026 millones.
  • La Supersalud identificó que el Hospital no ha implementado un sistema de costos que le permita tomar decisiones efectivas en temas de contratación tanto de la venta de servicios como de suministro de personal e insumos médicos.
  • Se identificaron inconsistencias y diferencias en la información contable reportada a los diferentes organismos, situación que genera incertidumbre y falta de razonabilidad en los estados financieros.

Aspectos administrativos

  • Planeación deficiente de la contratación de suministros, medicamentos e insumos médicos, hechos que no garantizan una efectiva prestación de los servicios de salud a los usuarios.
  • Deficiencias en las interventorías y seguimientos a la ejecución de las contrataciones realizadas.

►Superintendente de Salud, Fabio Ariztizábal Ángel



¿Qué opinas de esto?