Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La historia | El Partido de la U se dividió en Córdoba ‘peleándose’ la Gobernación

Los congresistas del partido de la U en Córdoba, no pudieron ponerse de acuerdo para llegar unidos a las elecciones regionales convocadas para este 25 de octubre. La intención, revelada en su momento por el senador, Bernardo Elías, era agrupar a todos los partidos políticos...


Los congresistas del partido de la U en Córdoba, no pudieron ponerse de acuerdo para llegar unidos a las elecciones regionales convocadas para este 25 de octubre.

La intención, revelada en su momento por el senador, Bernardo Elías, era agrupar a todos los partidos políticos en Córdoba y presentar candidatos fortalecidos y casi que invencibles a la Gobernación del departamento y las diferentes alcaldías, incluyendo Montería. Y quedó solo en una intención.

Aunque no lo decían públicamente, la unidad se perdió porque nunca se pusieron de acuerdo para presentar un candidato que fuera ‘garante’ de los acuerdos políticos y burocráticos internos.

Fue entonces cuando los senadores de la U, Bernardo Elías y Musa Besaile, acompañados de sus representantes a la cámara, Eduardo Tous y Raimundo Méndez Bechara, presentaron oficialmente a Edwin Besaile como su ‘pollo’ para la Gobernación de Córdoba.

IMG_20150506_173021

Mientras tanto, en la otra orilla estaba el senador, Martín Morales y su cámara, Sara Piedrahita, rechazando lo que ellos consideraban una imposición del candidato del partido de la U. Entonces dijeron que su ‘pollo’ era Carlos Gómez, el ex asesor jurídico de la Gobernación de Córdoba.

Los inamovibles

Ante esos distanciamientos de criterio se suscitaron reuniones internas de todos los movimientos del partido de la U. Todas las conversaciones eran amenas, respetuosas, pero los inamovibles persistían, Edwin Besaile y Carlos Gómez.

Bogotá y el golfo de morrosquillo fueron testigos de esas reuniones donde se prometía de todo y nada se acordaba.

Mientras esos intentos de acuerdo se daban en el partido de la U, las dos orillas, dialogaban a espaldas del otro con conservadores, liberales y uribistas, una verdadera muestra de desconfianza en medio de sonrisas y apretones de mano cargados de ‘hipocresia política’.

Los intentos de mediación.

Vino a Montería, el presidente de la dirección nacional del partido de la U, senador, Roy Barreras, y dijo que este movimiento iba unido a las elecciones regionales. Su confianza se basaba en conversaciones con todos los congresistas de su partido.

Se fue Barreras de la ciudad de Montería, y regresó la misma tensión. Eso obligó a que el pasado 11 de abril la dirección nacional del partido emitiera un comunicado llamando a la unidad a sus congresistas en Córdoba, so pena, se establecer mediante los estatutos internos la modalidad de escogencia del candidato a quien darían el aval.

Fue entonces cuando se diseñó el segundo comunicado del partido de la U, el que nunca fue publicado porque no fue respaldado por todos los congresistas.

Ese comunicado resumía que todos los congresistas de la U, apoyaban a Edwin Besaile como candidato de ese partido en Córdoba para la Gobernación. Solo lo firmaron, los senadores, Bernardo Elías, Musa Besaile, Eduado Tous y Raimundo Méndez Bechara. Faltaron las firmas del senador, Martín Morales y la representante, Sara Piedrahita.

IMG_20150506_172633

Los inamovibles permanecían latente. No había nada que hacer, lo que comenzó como un sueño de unidad política, quedó en eso, un sueño.

La realidad política de la U

Ante los inamovibles y los egos de poder, Edwin Besaile y Carlos Gómez, serán candidatos a la Gobernación de Córdoba, sin que aún estén definidos sus avales, aunque todo apunta a que Besaile tendrá el del partido de la U, y Carlos Gómez, el de Opción Ciudadana.

Los aliados, la otra ‘pelea’,

En medio de esa disputa política, ambos candidatos y sus congresistas de apoyo, empezaron a ‘subastar’ la Gobernación de Córdoba, para no dejar escapar aliados que pueden ser determinantes ante la lucha que se viene.

Fue así como ambos sectores empezaron a ofrecerle de todo al partido liberal, que aunque se encuentre en desventaja de poder electoral, puede desequilibrar la balanza.

Lo mismo hicieron con el partido conservador, a quienes le ofrecieron de todo, para asegurarlos en la coalición, entendiendo la importancia electoral que representan en Montería y lo que podrían endosarle al candidato que escogieran.

La decisión azul es por Carlos Gómez

El trofeo más preciado para el partido azul es sostener la Alcaldía de Montería, donde completan ocho años de poder. Además sostener y ganarse otras alcaldías en Córdoba, como Planeta Rica, San Carlos y recuperar Cereté, tierra del presidente del director nacional del partido y representante, David Barguil.

El partido conservador, optó por apoyar a Carlos Gómez. Primero porque es de origen conservador, aunque hoy sus afectos son de un sector de la U, segundo porque consideran que es un aspirante fresco y con la capacidad profesional para gobernar, y lo más importante para ellos como partido, le genera mejores dividendos políticos para fortalecer sus intenciones de sostener la Alcaldía de la capital de Córdoba y negociar la de Cereté.

La otra ala conservadora que desde el principio le apostó a esa candidatura, es la de la actual senadora, Yamina Pestana, quien intenta no solo sostener la Alcaldía de Tuchín y San Andrés de Sotavento, sino ampliar su poder político en otros municipios del bajo Sinú, además de su participación burocrática en la ‘torta’ de la Gobernación.

IMG_20150506_135549

Fueron premiados

El firmar ese acuerdo político ya tiene recompensa. Ayer fueron nombradas dos cuotas conservadoras en la Gobernación de Córdoba, cuna del candidato Carlos Gómez.

Los nombrados, remplazan cuotas del partido de la U, que hacían parte de las toldas de Bernardo Elías y Musa Besaile, Miguel Burgos David y Lisbeth Gil Betrúz.
Las nuevas caras de la administración departamental con los conservadores, Elizabeth Calume Burgos, nueva Secretaria de Gestión Administrativa, de Cereté y Sandra Gómez Urbina, como Secretaria de Mujer, Género y Desarrollo Social, cargo en el que estuvo y salió cuando disgustaron políticamente con el gobernador, Alejandro Lyons.

Presentación1

Con anterioridad, ya había sido premiado el grupo de la senadora Pestana, con cargos burocráticos.

Partido Liberal

No se han ‘frenteado’ políticamente, el único que se ‘asolea’ con Carlos Gómez, es el presidente de la Cámara de Representantes, Fabio Amín, quien es oriundo de Lorica, coterráneo del candidato del ‘lyonismo’. Lo que no se ha definido es si Fabio Amín, toma esa decisión particular o está avalado por el resto del partido.

Cambio Radical

Hace parte de los partidos de la Unidad Nacional, es coordinado en Córdoba por la empresaria Margarita Andrade, pero aún no ha definido públicamente a quien apoyarán a la Gobernación de Córdoba.

Margarita Andrade, acompañó la campaña del hoy gobernador de Córdoba, Alejandro Lyons y han tenido serios tropiezos.

Centro Democrático

Tiene postulados dos aspirantes a la Gobernación de Córdoba, pero solo uno está haciendo recorridos en las comunidades, el ganadero Pedro Jaller.
No tiene coalición visible con nadie, aunque las vertientes de la U también coquetean en busca de su respaldo, sino consolidan candidato.
Donde sí están seguros de tener candidato para la Alcaldía de Montería, y el aval entregado en dos meses, es al aspirante, Carlos Ordosgoitia.

Partidos de minorías

El Polo Democrático Alternativo, Alianza Verde, presentarían a Freddy Saah como candidato a la Alcaldía de Montería, pero aún no han definido a quien respaldarán a la Gobernación de Córdoba.