Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Kir Kenat, la joven becada que cumple sus sueños

Kir, cursa el segundo semestre de comunicaciones y logró llegar hasta ahí gracias a una beca que le otorgó el programa de becas de Cerro Matoso.


Kir Kenat Aguilar Cataño, es la cuarta de doce hermanos y con tan solo 17 años de edad, ya cumple uno de sus más grandes sueños ir a la universidad.

Su nombre, de origen hebreo, significa fuerza y templanza, y es precisamente esa fuerza la que la ha sacado adelante y hoy le permiten estudiar en una de las universidades más prestigiosas del país, la Universidad de Antioquia.

Kir, cursa el segundo semestre de comunicaciones y logró llegar hasta ahí gracias a una beca que le otorga el programa de becas que tiene la empresa minera Cerro Matoso desde hace tres años.

Su padre, el Gobernador y Cacique Mayor del Alto San Jorge, Israel Aguilar, intercedió ante los gobernadores de las siete comunidades indígenas de la zona para que Kir Kenat pudiera acceder a la beca, ya que ella no hace parte del resguardo y es requisito obligatorio hacer parte del mismo para acceder al beneficio.

Finalmente, luego de este pequeño “obstáculo” que se logró solucionar con diálogo y en concertación. La joven de ascendencia indígena, de tés blanca y cabello negro decidió estudiar comunicaciones porque gracias a la interacción que ha tenido con su comunidad, quiere seguir trabajando por ella y las demás.

“Mi carrera se enfoca en el área social, por eso decidí estudiarla porque no hay nada más lindo que la interacción y comunicación entre las personas. Para poder ayudar a las comunidades a crecer y proyectarse mejor”, dijo Kir.

Hasta ahora solo lleva dos semestres en su nueva segunda casa, la universidad, y está fascinada con la dinámica del estudio, de “la u”, y lo que tiene para ofrecerle intelectualmente. “Estoy encantada, mi universidad es maravillosa, estoy muy amañada y también con la ciudad, Medellín es muy bonita y tiene mucho que brindar”, manifestó.

Serán cinco años para que Kir aprenda y demuestre toda la pasión que siente por la interacción con la sociedad y esas ganas de contribuir a su comunidad y a quien más lo necesite.

“Mis aspiraciones son ayudar al resguardo, sobre todo a los jóvenes para que estudien y sean alguien en la vida, unos profesionales integrales. Muchos no tienen esas aspiraciones y quiero enseñarle a las futuras generaciones lo importante que es el estudio y que hay una vida más allá de nuestra comunidad indígena del Alto San Jorge”, puntualizó Kir con unos ojos que solo irradiaban pasión y motivación.

Kir Kenat Aguilar, es la muestra de que con empeño, motivación y metas todo se puede conseguir junto con el respaldo de los seres queridos.

Cabe señalar que la beca que otorga Cerro Matoso cubre matricula, manutención y los gastos del estudiante en la ciudad donde se encuentra viviendo por motivos de estudio. Asimismo, para exceder al programa, los interesados deben permanecer al cabildo indígena, ser menor de 24 años, vivir en unas de las siete comunidades de la zona de influencia de la mina y estar estudiando o haber terminado el bachillerato.



¿Qué opinas de esto?