Inauguran en Montería la primera sala de cirugía reconstructiva facial del departamento

Fue dotada gracias a una donación realizada por el fabricante chino de instrumentos médicos Mindray y permitirá atender patologías de labio fisurado y paladar hendido.


En el marco del convenio entre la Fundación Operación Sonrisa y la Clínica Universitaria Medicina Integral (CUMI) de Montería, se inauguró la primera sala de cirugía reconstructiva de labio fisurado y paladar hendido en todo el departamento de Córdoba.

Según destacó el gerente de la CUMI, Antonio Jaller, este hito representa «acabar con la frustración que sentimos los médicos de la región cuando vemos a un niño nacer con labio fisurado o paladar hendido y no poder ofrecer ni siquiera una referencia para solucionar su problema».

Ahora, con la nueva sala dotada con equipos de última tecnología gracias a la firma Mindray, (fabricante chino de instrumentos médicos con sede en Shenzhen), se podrán realizar mensualmente estas intervenciones tan complejas para transformar vidas.

Lea también  Córdoba presentó a Mineducación estudio de insuficiencia para ampliar planta docente

La donación de Mindray incluye la entrega de monitores de alta agudeza para el quirófano, sistemas de anestesia que maximizan la precisión y la seguridad del paciente durante la cirugía, una mesa de operaciones hidráulica y desfibriladores integrados 4 en 1 para reanimación, todos ellos equipos de última generación por un valor aproximado de 460 millones de pesos. 

«Ya no le vamos a decir a la madre ‘espere un año para la cirugía’, ahora será: dentro de un mes vamos a operar a su hijo», destacó el especialista Jaller sobre este logro sin precedentes para la región.

De hecho, según cifras del directivo, se estima impactar en 10 años a cerca de 23 mil pacientes de Córdoba y áreas vecinas como Sucre y Urabá. Incluso, al convertirse en centro de referencia, podrían llegar casos de otros departamentos del Caribe colombiano.

Lea también  Gobernación de Córdoba intensifica campaña contra el dengue ante aumento de casos

Cabe recordar que antes de esta sala especializada, quienes nacían con estas fisuras faciales debían esperar las esporádicas visitas de fundaciones o ser remitidos a distintas ciudades, con los obstáculos de acceso que eso suponía para muchas familias.