Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Honestidad vs. Integridad

Por Giselle Navarro. Hablando entre amigas un día cualquiera surge una pregunta. ¿Se puede ser honesto sin ser íntegro? Recuerdo la historia que ocasionó el interrogante… Estaba un individuo cancelando su cuenta en un hotel y la recepcionista le entrega dinero demás. El hombre se percata...


Por Giselle Navarro. Hablando entre amigas un día cualquiera surge una pregunta. ¿Se puede ser honesto sin ser íntegro?

Recuerdo la historia que ocasionó el interrogante… Estaba un individuo cancelando su cuenta en un hotel y la recepcionista le entrega dinero demás. El hombre se percata y devuelve el sobrante. La chica asombrada y agradecida quiere comunicar a su jefe y a todo el personal lo que ha hecho el señor, éste de forma inmediata se pone nervioso y de ninguna manera quiere que esto se haga público… Mmm

La razón… La mujer que lo acompaña no es su esposa. ¡Vaya! ¿Es un hombre honesto?… Sí

¿Íntegro?… Por supuesto que No.

Se genera confusión al definir los dos vocablos. En un mundo caído, en el que vivimos la falta de conocimiento a la verdad se ha llevado a la humanidad a la confusión en la que sobrevivimos.

Se supone que para estar y obrar bien es necesario tener claro que está mal.

¿Qué es la honestidad? Todo lo decoroso, decente, razonable y justo.

¿Qué es integridad? Retomar el camino de nuestra verdad, hacer lo correcto por las razones correctas del modo correcto.

¿Pero cuál verdad?

No es el hombre en su sabiduría quién la define, ni su corazón su guía. Escuchamos que mientras ni hagamos mal a los demás todo está bien. Esto es una gran mentira y es urgente que revisemos lo que nos está motivando a hacer lo que hacemos.

¿Existe una verdad relativa?  No, pues dejaría de ser verdad.

¿Existe una verdad absoluta? Sí, la que se encuentra en La Palabra de DIOS; Total, infalible, inmutable. La única guía certera para lograr ser íntegro.

Ajustarnos al diseño divino para nuestro bienestar y el de los demás.

Contestando la pregunta…si, se puede ser honesto sin ser integro, pero la integridad demanda honestidad, tal cual.



¿Qué opinas de esto?