Hace falta hacer pedagogía sobre el COVID-19 y manejo de cadáveres: IMAT

En medio del duelo algunos familiares se niegan a seguir el protocolo y se ensañan contra el personal médico.


Montería. Desde la clínica IMAT han advertido que en los últimos días son varios los intentos de ataques al personal médico de la institución, por parte de familiares de personas con diagnóstico interrogado o presuntivo de COVID-19, que se niegan a seguir los protocolos establecidos para el manejo de cadáveres o visitas.  

“Es un lineamiento que no nos inventamos nosotros, es una directriz del Gobierno nacional y tiene un seguimiento muy riguroso por el riesgo de contagios. No podemos entregar el cadáver de una persona con sospecha del virus hasta conocer los resultados de la prueba confirmatoria”, dijo Leiver Villarraga Herazo, director de calidad de la clínica IMAT.

El profesional dice que ha faltado hacer mucha más pedagogía entre la ciudadanía sobre cómo se está procediendo con el manejo de los cuerpos y de los mismos pacientes que llegan a las IPS con síntomas característicos del virus, para contrarrestar la desinformación que circula en redes sociales.

Lea también  Coronavirus en Córdoba: siete nuevas muertes, ya van 84

Dice que la desinformación generada sobre los supuestos carteles del COVID y manejos de las UCI ha traído este tipo de dificultades que ponen en riesgo la integridad física del personal de salud quienes tienen que lidiar en muchos casos con los dolientes alterados y a veces violentos.

El caso más reciente de intento de agresión y amenazas contra el personal médico ocurrió en la tarde de este sábado cuando el familiar de un paciente fallecido con diagnóstico presuntivo de COVID-19, a la fuerza ingresó a la urgencia y exigía que le entregarán el cadáver.

‘Entendemos que en nuestra cultura queremos darle el ultimo a dios a nuestros seres queridos con la velación en la casa y junto a los demás familiares, pero esto conllevaría a un riesgo de extrema propagación en caso de que sea un diagnóstico positivo’, explicó Villarraga Herazo.

Lea también  Asciende a 217 el número de recuperados de COVID-19 en Córdoba

Detalló el director de calidad de la clínica IMAT que en caso de muerte de paciente con diagnóstico presuntivo de COVID-19, se debe esperar el resultado de la prueba, en caso de ser positivo se le notifica a la familia, si esta cuenta con servicios funerarios, se le entrega el cuerpo a la respectiva funeraria bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

En caso de que no posean esta afiliación, es la Secretaría de Salud la que asume el manejo del cuerpo y podrían optar por dos métodos, cremación o inhumación.  Si la prueba es negativa el cadáver se entrega a los servicios funerarios que la familia tenga contratados.

“No actuamos de una manera arbitraria son lineamientos del orden nacional. Nosotros somos vigilados por distintas instituciones y tenemos que cumplir con lineamientos, pedimos que al personal médico no se le agreda ni amenace por cumplir las normas que lo único que buscan es evitar más contagios”, agregó el funcionario.

Finalmente, dijo que la familia jamás es excluida del proceso, siempre se les informa los detalles de lo que acontece a través de una ficha social, por lo tanto, pidió comprensión a la ciudadanía y respeto por la misión médica.



¿Qué opinas de esto?