Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Han hablado mal de ti?

Me gustaría estar justo en este momento cerca de ti y escuchar tu respuesta. En ocasiones las personas hablarán de ti porque has logrado algo que ellos no pueden. Este es el progreso que generalmente causa envidia y lleva a los demás a hablar de...


Me gustaría estar justo en este momento cerca de ti y escuchar tu respuesta.

En ocasiones las personas hablarán de ti porque has logrado algo que ellos no pueden. Este es el progreso que generalmente causa envidia y lleva a los demás a hablar de ti.

Sucede muchas veces que en poco tiempo logras alcanzar cosas con las que otros sueñan pero no han logrado, esto sin duda generará comentarios en cuanto a tus habilidades y todo lo que haces.

Pero bien, ahora tengo otra pregunta: ¿y tú has hablado de alguien?

Respóndete a ti mismo y reflexiona en lo siguiente ” No apliques a tu corazón todas las cosas que se dicen de ti porque tu corazón sabe que tu también dijiste mal de otros ” (Eclesiastés 7:21) 

¿A dónde quiero llegar? A que cuando sepas que hablan de ti no te sorprendas, solo pienses que si tú lo has hecho con otros, tal vez estés recogiendo lo que sembraste.

Estás rodeada de muchas personas que creen en ti, que valoran lo que haces, otras en cambio quieren ver tu derrota y buscan la manera de destruir tu imagen. Ármate de mucho valor y cuando alguien llegue a contarte lo que están hablando de ti solo diles: ¿Por qué se sintieron cómodos contándotelo a ti? 

Ten claro que mientras estés haciendo las cosas con excelencia siempre vas a ser blanco perfecto para la envidia, la murmuración, solo quiero que aprendas a cerrar los oídos a comentarios necios, que no edifican.

Ese mismo dedo con que apuntan al suelo esperando tu caída, lo usarán para mostrar lo lejos que tú vas a llegar.

Mujer, eres especial, Dios te hizo resplandeciente, no permitas que nadie apague tu luz, sea lo que sea que hablen tu comienza desde ya a cambiar todas las cosas con tu actitud, comienza a cerrar oídos para cuando te hable mal de otros , cierra tu boquita y evita comentar de otros , que todo lo que digas sea de bendición y    no tengas miedo de confrontarlos y decirles:  “Si no traes la solución no quiero escuchar el problema”.

Hora de sembrar lo que quieres recoger

Comienza a hablar bien de los demás, saca las cualidades, no los defectos y cada día aprenderás a juzgar menos no olvides que la opinión del hombre es basada en lo que se ve y la de Dios en el corazón .



¿Qué opinas de esto?