Gobernador pide ayuda nacional ante insuficiencia de recursos para atender temporada de lluvias

La situación se torna aún más crítica ante la inminente llegada del Fenómeno de La Niña, prevista para julio y agosto.
3 semanas atrás

La ola de fuertes lluvias que azotan al departamento de Córdoba ha superado la capacidad de respuesta de las autoridades locales, dejando a varos municipios sumidos en emergencia. Así lo advirtió el gobernador Erasmo Zuleta Bechara, quien hizo un urgente llamado al Gobierno Nacional para que intervenga con un plan de contingencia.

Según el mandatario departamental, la situación actual desborda las capacidades técnicas y financieras tanto de los municipios como de la Gobernación de Córdoba. Los recursos disponibles en el fondo de riesgo departamental ascienden a apenas 1.400 millones de pesos, una cifra insuficiente para atender la magnitud de los daños causados por las incesantes precipitaciones.

“Hoy vivimos una realidad que supera todas nuestras capacidades. La lluvia ha ocasionado estragos en vías, puentes y zonas pobladas, y no contamos con los recursos suficientes para hacerle frente”, lamentó Zuleta Bechara durante el V Consejo Departamental de Gestión del Riesgo.

La crisis se ha acentuado en municipios como Ayapel, donde varios puentes han sido arrasados, dejando incomunicadas a varias poblaciones rurales. En Tierralta, Valencia y Canalete, las autoridades han emitido alertas por el riesgo inminente de colapso de estructuras viales clave.

Puedes leer:  Damnificados de La Mojana denuncian deficiencias en ayudas humanitarias recibidas

Ante esta dramática situación, la Gobernación ha destinado 2.400 millones de pesos adicionales para la adquisición de maquinaria, materiales y suministros necesarios para realizar trabajos de prevención y mitigación. Sin embargo, el Gobernador advierte que estos recursos son insuficientes.

“Necesitamos con urgencia que la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo implemente un plan de contingencia y que el Gobierno Nacional nos apoye con más recursos. Los efectos económicos de esta emergencia serán devastadores si no actuamos a tiempo”, enfatizó Zuleta Bechara.

La situación se torna aún más crítica ante la inminente llegada del Fenómeno de La Niña, prevista para julio y agosto, lo que podría intensificar las precipitaciones y agravar los daños ya registrados.

Puedes leer:  UNP asume la seguridad de Salvatore Mancuso tras su salida de La Picota