Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Falta de autoridad y fallas en licenciamiento de conductores, causas de elevada accidentalidad

Montería. En los últimos dos años se evidencia un  incremento del 12% en los accidentes de tránsito en carretera del departamento de Córdoba. Según datos estadísticos en lo que va transcurrido de este año 2016, ya son más de 154 muertes en fatalidades viales. Montería,...


Montería. En los últimos dos años se evidencia un  incremento del 12% en los accidentes de tránsito en carretera del departamento de Córdoba. Según datos estadísticos en lo que va transcurrido de este año 2016, ya son más de 154 muertes en fatalidades viales.

Montería, aunque muestra una leve tendencia al descenso, sigue siendo la ciudad con más accidentes y una de la que más aporta víctimas, sin embargo, preocupa la creciente accidentalidad en los municipios de Lorica, Cereté y Montelíbano, donde el año pasado murieron en promedio 23 personas en accidentes de tránsito.

De acuerdo con Isidro Ruiz, Ingeniero experto en movilidad y transporte, ya es hora de que las autoridades empiecen a  prestarle atención a este fenómeno que tiene raíces profundas, entre ellas la falta de capacidad del Estado y fallas en los procesos de licenciamiento de conductores.

En entrevista con el programa radial Café con Óscar Sánchez Oviedo, el ingeniero Ruiz explció que conducir un vehículo no es un derecho, sino un privilegio que el Estado le da a los ciudadanos, pero muchos empiezan hacer uso de dicho privilegio sin hacer una correcta preparación.

Las muchas escuelas de enseñanza que entregan licencias a conductores no preparados y con graves faltas de experticia y conocimiento en normas y reglas  viales, es otro mal de raíz con incidencia en la alta tasa de accidentalidad, según el experto.

A lo anterior se suma la falta de percepción de riesgo de algunos conductores que hacen maniobras en la vía, sin notar el peligro al cual exponen la vida propia y la de los demás.



¿Qué opinas de esto?