www.radio.larazon.co

Evangelista Roatán el nuevo rey del arroz colorao, se comió 7.5 libras más 4 onzas

Ante más de 2.000 asistentes, al tradicional festival, Roatán fue devorando el arroz que le sirvieron en una totuma.


Evangelista Roatán Carmona, un campesino indígena, oriundo de la vereda el Abanico de San Pelayo, consumió sin pausa 7.5 libras más 4 onzas de arroz colorao, pesado en tarima y se coronó como el rey del tradicional festival celebrado anualmente en el corregimiento de Los Cedros, Cotorra.

Ante más de 2.000 asistentes, Roatán fue devorando el arroz que le sirvieron en una totuma, con paciencia pero con convicción y cucharada a cucharada dejó atrás a los otros competidores, ganando por tercera vez el concurso.

Tras ganar el concurso confesó que se preparó desayunando media libra de ‘queso salao’ acompañado de plátano verde cocido.

Roatán Carmona, es por tercera vez el más comelón de arroz colorao de la región.

Y es que Roatán es uno de los estómagos más famosos de la región, en esta oportunidad igualó la marca registrada en la segunda versión del festival que se celebra desde hace una década en esta hospitalaria población del norte de Córdoba.

El segundo lugar fue para Lucío López, también de San Pelayo y quien ganó la pasada versión del festival. Esta vez López se comió 6 libras y media, mientras que el tercer lugar fue para Eduardo Rangel, con 5 libras y media de la exquisitez local.

Lucío López, campesino pelayero que se quedó con el segundo puesto del concurso al más comilón de arroz colorao.

Este esta edición fueron 7 los participantes, entre ellos una mujer, el festival convocó a miles de habitantes de los corregimientos y veredas aledañas, así como a espectadores de varios municipios, que esperan con ansias esta fecha para “ver quién es el más comelón de este año”.

De acuerdo con los lugareños, el arroz colorao es una tradición que data de viejas épocas, cuando la crisis asomaba en el hogar y no había para la liga (carne, o proteína) los labriegos instaban a las esposas a que “tiñeran” el arroz con achiote (semilla de una planta que agrega color rojo a las preparaciones) para “si quiera engañar la vista”, y de allí surgió el popular “Arroz Colora’o”, dado su color característico.

Roatán se va para su casa en el Abanico con la barriga llena y 250 mil pesos en el bolsillo, premio que entrega la junta organizadora del concurso que pese a desarrollarse con éxito desde hace 10 años, sigue reclamando mayor apoyo y financiación.



¿Qué opinas de esto?