Este es el ABC del proyecto de ley que pretende regular las corralejas

En la Cámara de Representantes se aprobó en primer debate un proyecto para declarar a la naturaleza y a los animales como sujetos de derechos.


Córdoba. Ante los crecientes hechos de crueldad animal en medio de espectáculos de asistencia masiva, colectivos defensores de animales instaron al poder legislativo a que incluyera dentro de su agenda la defensa de estos y que se regularan dichas actividades.

Por ello, en el Congreso cursan dos de estas iniciativas que pretenden regular estos espectáculos, una de ellas es la que impulsa la senadora Andrea Padilla Villarraga (partido Verde), la cual desea regular las corralejas, evento que tiene arraigo en los departamentos de la región Caribe.

En palabras de Padilla Villarraga “el objeto del proyecto de ley es ir subsanando el déficit normativo de protección animal y fortalecer la cultura de protección animal, mediante la prohibición progresiva de las corridas de toros, novilladas, tientas, becerradas, riñas de gallos y el rejoneo, y la regulación de las corralejas”.

¿Pero y qué es lo que regulará este nuevo marco normativo?

Lea también  Un cordobés entre los militares muertos en combates con disidencias en el Cauca

Sobre esta última actividad lo que se desea es garantizar la integridad de los animales que entran al ruedo, es decir, que no se les hiera con objetos punzantes o cortantes.

De hecho, la iniciativa de ley plantea también la prohibición de sacrificar a los animales, como también el ingreso de menores de edad a dichos actos.

De aprobarse, esta ley entraría en vigor de manera progresiva, es decir, en tres años, con el fin de que el Estado en cabeza de los ministerios del Interior, Cultura, Trabajo y Comercio, identifique a los sectores que viven legalmente de estas actividades y creen las líneas de fomento para ellos.

Lea también  Llegaron a Lorica las láminas requeridas para reforzar el puente sobre el caño Chimalito

La razón de no prohibir las corralejas y si de reglamentarlas es que en dicho evento no se sacrifica al animal, como si sucede con las peleas de gallos y las corridas de toros y por ello se les dio un tratamiento distinto.

Sin embargo, reconociendo que son actividades crueles, se consideró que debían mantenerse en el texto, pero para ser reguladas.



Join the Conversation

Join the Conversation