Educación de niños y adolescentes en zona rural de Lorica en riesgo por inundaciones, advierte la Defensoría

Se estima que en Córdoba el número de afectados de la ola invernal supera las 30 mil personas, pertenecientes a unas 11 mil familias.


Córdoba. Durante una reciente visita que llevó a cabo el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assís a comunidades en zona rural de Lorica, el funcionario pudo evidenciar las vulneraciones a los derechos de los niños, niñas y adolescentes, puesto que la institución educativa en la que reciben clase se encuentra inundada tras los desbordamientos provocados por el río Sinú.

“Además de las graves afectaciones que evidenciamos en los campesinos que se dedican a la agricultura y a la ganadería también evidenciamos la problemática en las diferentes instituciones educativas que se inundaron, con lo cual se pone en riesgo el derecho a la educación de los niños niñas y adolescentes de esta región del departamento de Córdoba”, dijo Camargo Assís.

Lea también  Avanza en un 40% la optimización del acueducto urbano de Valencia
Así como se encuentra este plantel, están alrededor de 100 instituciones educativas en Córdoba.

Ante ello, el Defensor hizo un llamado a las autoridades del orden nacional, departamental y municipal para atender la grave situación que viven las comunidades en esta localidad del bajo Sinú, puesto que a su juicio hay una falta de articulación entre la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y las autoridades locales para que las ayudas puedan llegar efectivamente a la población afectada.

“Hacemos un llamado urgente para que, en el marco del principio de colaboración armónica entre las instituciones, se puedan tomar las acciones necesarias para mitigar los efectos de las inundaciones sobre las comunidades”, agregó.

Y es que, desde el mes de mayo, la Defensoría del Pueblo ha venido advirtiendo los riesgos para que se tomen las medidas de mitigación previas y evitar de esta manera que se consoliden las afectaciones.

Lea también  Rector reconoce problemas de inseguridad en Unicórdoba, pero negó caso de violación

Sin embargo, no se tomaron las medidas por parte de alcaldías, como la del municipio de San Bernardo del Viento, donde a pesar de las advertencias sobre puntos críticos en el corregimiento de Isla del Queso, se presentan inundaciones, manteniendo a la comunidad incomunicada.

Una situación similar viven los habitantes del municipio de Chimá, debido a la falta de mantenimiento del jarillón que contiene las aguas de la Ciénaga Grande del Bajo Sinú y que, pese al esfuerzo de las comunidades y de los requerimientos realizados desde años anteriores por la Defensoría del Pueblo, hoy se consolida la afectación a comunidades indígenas del pueblo Zenú que allí residen.

Lea también  Ola invernal no da tregua y se intensifica: 93% del departamento está en calamidad pública



Join the Conversation

Join the Conversation