Dio su versión hombre que arrastró a un gato muerto por las calles de Cereté

Con ayuda de la Policía se aclaró la situación que había generado controversia en el municipio de Cereté.


Cereté. La indignación en redes sociales se encendió en el municipio de Cereté luego que circularán varias fotografías donde se observaba a un motociclista que arrastraba a un gato por una vía del municipio, en lo que muchos internautas catalogaron como un presunto caso de maltrato animal.

Las imágenes eran impactantes, se veía como el felino era arrastrado por el pavimento amarrado con una cuerda y en redes sociales las reacciones no se hicieron esperar, muchos acusaban al conductor de la motocicleta de inhumano y pedían castigos ejemplares.

Fundaciones Animalistas se pronunciaron y pidieron a las autoridades investigar las circunstancias que rodeaban este hecho, por la falta de reacción del gato se presumía que estaba muerto, no obstante, se desconocían las circunstancias.

Lea también  ‘Lo del líder indígena Kimy Pernía fue un crimen de Estado’: Mancuso

El hecho llegó a oídos de la Policía Metropolitana y de inmediato se propuso hacer una revisión de las placas de la motocicleta para dar con el conductor del vehículo.

La búsqueda los llevó hasta el señor Adalberto Páez, quien entregó su explicación de lo ocurrido. Relata que el gato estaba muerto y llevaba aproximadamente dos días descomponiéndose en cercanías de la vivienda de una pareja de adultos mayores en el municipio de Cereté.

Relata que por pedido del adulto mayor se ofreció a botar el cuerpo putrefacto del animal pues estaba generando olores fétidos que afectaban a la pareja de ancianos. Sostiene que al acercarse al animal observó que ya expedía lixiviados y por temor, dada la situación sanitaria del país, optó por jalar al animal con una cuerda y esa fue la situación captada en varias fotografías subidas a la red.

Lea también  Martha Cecilia Domicó por fin pudo llevarle flores a su padre

“Reconozco mi error de haber jalado al gato de esa forma y pido disculpas a la gente que puede generarle molestias con mi actuación”, señaló Adalberto Páez al reiterar que no se trata de un caso de maltrato animal y que no fue la mejor forma de deshacerse del cuerpo del felino.

La Policía Metropolitana verificó dicha versión y en efecto con testimonios de vecinos del sector pudieron corroborar que el gato llevaba aproximadamente dos días muerto y alguien fue a botarlo en esa zona residencial.

Aunque el ciudadano dio sus explicaciones, las autoridades le hicieron un comparendo pedagógico porque no fue la forma correcta para disponer finalmente del cuerpo sin vida del felino.

Lea también  Ocupación de camas UCI en Córdoba se ubica en 54%


¿Qué opinas de esto?