De no existir el embalse, las crecientes del Sinú hubieran tenido consecuencias catastróficas aguas abajo: Urrá

La central hidroeléctrica ha regulado 14 crecientes con picos superiores a 2000 m3/s en lo que va de 2024
3 semanas atrás
Eduardo Díaz Pérez, presidente encargado de Urrá.

La central hidroeléctrica Urrá ha evitado que las crecientes del río Sinú tengan consecuencias catastróficas aguas abajo en lo que va del 2024, según lo informaron directivos de la empresa. Gracias a la regulación del embalse, se han amortiguado 14 grandes crecientes con picos que superan los 2000 metros cúbicos por segundo (m3/s).

“De no haber estado nosotros ahí, esos caudales en 1000 y pico, 1700 cúbicos que menciono, hubieran trasladado hacia aguas abajo y la situación hubiera sido mucho peor”, afirmó Enrique Kerguelén Méndez, director técnico ambiental de Urrá.

Eduardo Díaz Pérez, presidente encargado de la central, destacó que el embalse se encuentra en la cota 126.86 metros sobre el nivel del mar y que los aportes de agua son de 465.94 m3/s, mientras que las descargas alcanzan los 507 m3/s.

Puedes leer:  Más de 80.000 hectáreas de cultivos de arroz perdidas en La Mojana debido a las inundaciones

“Eso ayuda mucho en realidad a mitigar porque tenemos una unidad por fuera que representa más o menos unos 150, 160 m3 por segundo que sale“, explicó.

Los directivos advierten que el invierno en Córdoba apenas está iniciando y se espera la consolidación del fenómeno de La Niña en el segundo semestre, por lo que Urrá debe mantener niveles controlados del embalse ante el pronóstico de aumento de lluvias que se extenderían hasta noviembre. 

El directivo reiteró que de no existir la central hidroeléctrica, las consecuencias para los habitantes aguas abajo del río Sinú serían devastadoras, ya que no habría forma de regular las crecientes que se presentan durante la temporada invernal.

Puedes leer:  Córdoba tendrá un Centro Integrado de Inteligencia para proteger a menores: Policía lidera la iniciativa